#MeadeEnMilenio: más de una hora de “esquinazos” y de explicar por qué sí es de confianza

Para los que no tuvieron suficiente de los olvidos y vueltas a las preguntas directas que en Tercer Grado  se le hicieron a José Antonio Meade, ayer por la noche Milenio repitió la dosis y puso al candidato del PRI a la presidencia a responder a los cuestionamientos de Carlos Puig, Jesús Silva-Herzog Máquez; el meme andante, Carlos Marín, Héctor Aguilar Camín, Azucena Uresti y Juan Pablo Becerra-Acosta.

Sobre su rezago en las encuestas: “Las elecciones se resuelven frente a la boleta el día de la elección (…) No me preocupan las encuestas, me preocupa el perfil de mi propuesta”, señaló el candidato priista que, por cerca de 10 minutos, repitió las mismas frases para intentar convencer a los entrevistadores de que todavía puede darle la vuelta a la elección. Dice que chance en el “tercer tiempo” de la decisión del voto, la gente reflexione y le ayude a hacer la hombrada.

En fin, quien llegó quitarle el disco rayado al candidato fue Carlos Marín que, ahora nos damos cuenta, no importa a quién está entrevistando, siempre tiene la misma jeta. Para cambiar el tema de las encuestas, metió otro tema incómodo para el no priista: ¿por qué no dijo nada cuando la PGR metió su cucharota en el proceso electoral?, esto en referencia al caso Anaya. “No me meto a la investigación, porque no la conozco”, dijo… para después arrancarse a explicar el caso. ¿Pues no que no conocía la investigación? A final de cuentas no respondió, pero aprovechó para cuestionar los ingresos de AMLO y ensalzar su declaración “7 de 7”.

“Candidato, acaba de dar esquinazo a lo que yo pregunté (..) el gobierno jugó sucio en beneficio de usted”, criticó Marín. Y ahí va de nuevo Meade con sus intachables declaraciones patrimoniales, en lugar de responder por qué no se deslindó del mañoso manejo de las instituciones a su favor… Y Marín…

¿Y sobre la Estafa Maestra? “En mi gestión hicimos auditorias propias, se separó a más de 400 funcionarios”, ¿Cuál es el mayor nivel de funcionarios? “Hay de todo”. ¿El oficial mayor de Rosario (Robles) no supo nada, Rosario…ningún secretario supo nada? “los está investigando la ASF y la PGR”, aseguró Meade. ¿Presentaste denuncia contra algún alto funcionario? “Uno no presenta contra funcionarios… uno presenta hechos”. Otro esquinazo, diría Marín: se pasó a explicar cómo – según – redujo la pobreza cuando estuvo en Sedesol.

Pasando a otra cosa, ¿Enrique Peña Nieto es un hombre honesto? (conteste con un monosílabo, pidió Silva-Herzog) Sí… OK, pero con el historial que tiene la actual administración, difícilmente un funcionario entra en sintonía con la atmosfera pública del momento: el carácter de la elección es el cambio. ¿Por qué votaríamos por el partido de Peña Nieto para buscar cambio? “el cambio tiene un punto de partida: reconozco que hay mucho que está mal (pobreza, seguridad, etc) […] y no, el carácter de la elección no está definido. Creo que al final va a ser un tema de confianza”. Uhhh, salió peor.

No hay confianza de inversionistas: “ahora hay el nivel de inversión más bajo de los últimos 40 años… ¿los especialistas/economistas están equivocados?” Sí, aseguró Meade.

“Hay algo que no genera confianza en la candidatura del PRI: según encuestas, el candidato que más se relaciona con inestabilidad es José Antonio Meade”, le indicó Silva-Herzog, a lo que el priista (que no es del PRI) dijo confiarse en que la gente vea su propuesta y se entere de que, por primera vez, el tricolor presenta un candidato ciudadano. “Todos los candidatos son ciudadanos”, le aclaró el periodista”.

¿No le pesa el PRI? “Estamos haciendo equipo y vamos a ganar”… otro esquinazo, como todos los que después se dedicó a dar, cuando nuevamente fue cuestionado por La Estafa Maestra. Como burócrata, explicó que el sólo se atuvo a lo que le era solicitado. Él, aún siendo autoridad de una secretaría en la que según dijo – sí había encontrado algunas irregularidades, sólo se dedicó a pasar papelería… digo, a ayudar en las investigaciones. “Yo te puedo hablar de lo mío (…) y de lo mío nadie tiene ninguna duda. El que está en la boleta soy yo”, cerró.

No salió bien de una y le metieron otra: ya que presume su desempeño en Hacienda (y en dos administraciones distintas, lo que lo hace “según” apartidista), ¿qué supo en ese tiempo de las transas de César Duarte, Javier Duarte, Roberto Borge? “Todo. Los denunciamos y por eso están en la cárcel”. ¿No fue porque hubo cambio de gobierno? “No, porque son delitos federales (…) Yo fui el responsable de que estuvieran en la cárcel”.

“Te presentas como un secretario de hacienda en medio de un gobierno corrupto (…) lo que nos interesa a los ciudadanos no es que haya un funcionario limpio en medio de una red de corrupción. ¿De qué tamaño es la red de corrupción, tal como la viste y cuáles mecanismos hay que quitar para acabar con ella?” Según Meade, todo es cuestión de tener ministerios públicos autónomos…

En fin, ya que nunca acabó por convencer de que él fue un funcionario honesto y puro entre todo el reguero de corrupción que ahora se sabe, Meade acabó por recordar que todo mundo tiene un amigo priista o que ha trabajado como funcionario… entonces, hay que verlo como uno de ellos: “vale la pena dignificar ese servicio público honorable. A nadie le sirve una descalificación tan generalizada como la que se está haciendo. No es consistente con la historia ni se hace justicia (…) no se vale descalificar a un partido a una generación y al servicio público, con cargo a malos ejemplos que como resultado de nuestro trabajo, hoy están en la cárcel”.

Comentarios