#JusticiaParaMitzi, el caso de una bebé que murió por negligencia médica en el IMSS

El caso de una bebé que murió en el vientre de su madre debido a una supuesta negligencia médica por parte del personal médico del hospital La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social -IMSS- ha causado indignación en redes sociales.

El hecho se volvió viral ya que alguien grabó el momento en que la paciente Mitzi Ramírez Jimenez salió del hospital La Raza, aún con la bata puesta, para ser llevada al Instituto Nacional de Perinatología ante la negativa de los médicos que se le practicara una cesárea.

En el video aparece el esposo de Mitzi, Edgar Espino, señalando que después de 3 días de haber ingresado a la unidad médica, el personal se negó a realizar la cesárea y fue hasta que reportaron la muerte de la bebé cuando insistieron en la cirugía.

La razón que le dieron para no realizar la cesárea es que tenía una infección derivada de la ruptura de la fuente y que si era sometida a la intervención corría el riesgo de perder la vida.

Este video, como ya mencionamos, ha sido difundido en redes sociales por los mismos familiares, quienes exigen que se informe sobre el hecho, se hagan las investigaciones correspondientes y se garantice #JusticiaParaMitzi. 

La postura del IMSS

A través de una tarjeta informativa, la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital de Gineco Obstetricia No. 3 del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS lamentó los sucesos ocurridos en días pasados, mismos que están relacionados con la atención médica proporcionada a ‘una mujer que se encontraba en trabajo de parto’.

Detalló que el embarazo de Mitzi Ramírez fue considerado de alto riesgo desde octubre del año pasado y que por esa razón fue hospitalizada en ocasiones anteriores.

‘Es a partir de la novena semana de gestación que fue derivada al hospital de La Raza para la atención de su embarazo, el cual estaba considerado de alto riesgo, habiendo sido incluso hospitalizada en diversas ocasiones durante su embarazo, lamentablemente el 3 de mayo se detectó la ausencia de frecuencia cardiaca fetal’. 

Se informa que ya se está llevando una investigación exhaustiva del caso con la finalidad de deslindar las responsabilidades correspondientes.