¡Bendito mayo! 8 discos que hoy llegaron a nuestras vidas para quedarse

Entre Arctic Monkeys y Beach House, las llegadas más esperadas de esta semana, y para muchos del año, hay una variedad de discos que van desde el metal más oscuro y deprimente, el southern rock y el blues, hasta el dream pop y el rap.

Ry Cooder con The Prodigal Son

Ry Cooder es un camaleón musical. Puede ir desde proyectos en solitario y sesiones, hasta compositor de scores. No hay nada que un músico tan completo como Cooder no haya sumado con los años, y su último disco, The Prodigal Son, es la prueba de ello. Con un estilo que pocos se han atrevido a definir, Cooder regresa con todo, menos declaraciones políticas, bajo un sonido que explora el blues, rock & roll, country, R&B y el gospel. Empatía, compasión y un sinfín de texturas recién salidas de uno de los músicos más emblemáticos e icónicos de la actualidad.

SSION con O

SSION regresa a nuestra vidas después de casi siete años de ausencia. Esta vez, el artista multimedia llega con O, un disco de 13 canciones en las que se pueden encontrar colaboraciones que van desde Devendra Banhart y Ariel Pink, hasta Sky Ferreira. O representa la irreverencia de Cody Critcheloe encriptada en un disco divertido que celebra la vida “a pesar de que no estemos en el tiempo adecuado para eso”.  

Bladee con Red Light

A principios del mes de mayo, Bladee, conocido por ser miembro de la Drain Gang, liberó “Decay”, el primer sencillo de Red Light, un LP de 14 canciones con colaboraciones con Yung Sherman y Gud junto a otros artistas como Uli K y ECCO2K para explorar un lado mucho más experimental que logra mezclar varios géneros que van desde el rap hasta el uso de auto-tune para dar los toques más nostálgicos y melódicos que sus canciones representan.

Arctic Monkeys con Tranquility Base Hotel + Casino

Este no sólo fue el disco más esperado de la semana, sino uno de los que crearon más expectativas en el año. El regreso de los Arctic Monkeys con Tranquility Base Hotel + Casino, a unas horas de su salida, causó un montón de emociones diversas que iban desde el aplauso por reconocer una banda que ha evolucionado, los que se sintieron decepcionados por no escuchar una segunda parte de AM, hasta los que no saben qué pensar… Sin embargo, lo que es un hecho, es que el disco con un sonido completamente nuevo, no perdió la calidad de una banda que es digna representante del rock inglés.

The Body con I Have Fought Against It, But I Can’t Any Longer

The Body, conformado por Chip King y Lee Buford, llegan a 2018 con un sexto disco de estudio que los coloca como una de las bandas de noise doom más importantes e influyentes que le cantan, esta vez, a toda la pesadez de un mundo en decadencia. Cada una de las 10 canciones del disco, así como todos los altibajos, son una pequeña pero ruidosa declaración de lo que significa vivir en  medio de un mundo feliz pero miserable, deprimido. Sin duda, The Body con I Have Fought Against It, But I Can’t Any Longer, como su nombre lo indica, muestra un lado mucho más humano de la banda y el público que lo escucha.

Beach House con 7

11 canciones de 7 (Seventh) han sido suficientes para que Victoria Legrand y Alex Scally de Beach House, regresaran a la gloria del dream pop acompañados –ahora más que nunca– de unos tintes darks e hipnóticos que hacen de este disco uno de los mejores del año. El ritmo suave y pesado de algunas canciones, así como el protagonismo de los instrumentos por encima de la voz de Victoria, llevan a sonidos que pocas veces habíamos escuchado en Beach House. En la reseña para el disco: “Todo llega a un mismo resultado y ese es 7, que de principio a fin te engancha, que revoluciona el dream pop y le da matices con nuevos géneros y nuevos sonidos que jamás decepcionan”. En otras palabras, no hay nada en 7 que pueda ser de otra manera.

La Luz con Floating Features

Y la presencia femenina se hace presente con La Luz y su tercer material de estudio, Floating Features. Con un sonido que va de lo californiano al indie folk, las cuatro chicas de La Luz prueban que el doo wop es lo que mucho de los amantes de la música necesitan para volver a creer que muchas propuestas, por más sutiles y poperas que sean, valen la pena. Floating Features es una colección de los sonidos más importantes de esta banda desde que se unieron para divertirse en 2012.

CBDB con Out Of Line

Porque menos a veces es más, Out Of Line es el disco más divertido de esta lista de la mano con CBDB. Y no está de más, oriundo de Alabama, esta banda se ha encargado de revivir el southern rock junto a un rock mucho más alternativo del que otras bandas representativas como Alabama Shakes nos tiene acostumbrados. Canciones como “Unintentional Liar” y “Opelika Yella” son dos de las siete dignas representantes de un disco que tiene como primer objetivo ser divertido sin perder la calidad de varios músicos que, de paso, han explorado otros géneros para incluirlos aquí.