Asesinan a presunto homicida del exgobernador de Colima… sólo tres días después de ser aprehendido

Y en la sección “Notas que serían un gran escándalo en otro país”… no tan misteriosamente, el hombre que fue detenido hace apenas unos días, inculpado del asesinato del exgobernador de Colima, Jesús Silverio Cavazos, fue muerto a golpes dentro de las instalaciones del reclusorio de Puente Grande.

Y bueno, por muy sospechoso que parezca este asunto, pues todo indica que no pasará de echarle más años a otro reo: según las primeras informaciones, la muerte de Gerardo Mendoza Chávez, Don Gera (como era conocido el presunto autor intelectual de Cavazos) fue obra de otro reo identificado como “Juan Pablo”, quien lo habría golpeado con un tronco hasta quitarle la vida. ¿Un tronco? Así lo apuntan fuentes allegadas al caso, según reporta Reforma.

Don Gera, El Gerardo, El Flaco o El Lalón fue objeto de búsqueda por más de siete años por la autoría intelectual del asesinato del exgobernador colimense… su muerte ocurre sólo tres días después de que el Ejército lo detuvo el pasado miércoles 9, en un rancho del municipio de Ixtlahuacán, Colima. Hasta la fecha se desconoce cuál fue el móvil del asesinato de Cavazos… y lástima, ahora con el asesinato del homicida, quizás el asunto quede sin resolverse.

Chale… tan bonita y espectacular que les había quedado la conferencia de prensa.

Además del homicidio de Cavazos, Don Gera era señalado como traficante de metanfetaminas, cocaína y marihuana. De acuerdo con fuentes extraoficiales de Proceso, el asesinato de Mendoza Chávez habría ocurrido la noche del sábado, luego que un reo lo golpeó en repetidas ocasiones en la cabeza. El reo – un joven de sólo 28 años – es procesado por delincuencia organizada, robo y homicidio.

Aunque falta aclarar mucho del asesinato del exgobernador Cavazos, ahora las autoridades habrán de aclarar primero cuál fue el móvil del homicidio de Don Gera. Hasta donde se sabe, los hechos fueron observados por otro reo, quien se habría encargado de someter al asesino y entregarlo a los custodios. El cuerpo de Mendoza habría quedado tirado en el módulo 14 de Puente Grande, un área cercana a una tienda, la cocina y una librería del penal. Según se adelanta, las autoridades ya revisan las videocámaras de seguridad que se encuentran en dicha área.