Spike Lee denuncia a Trump en Cannes con un fuerte discurso sobre racismo

La propuesta de retirar la estatua del general Robert E. Lee ubicada en Charlottesville, Virginia, fue el pretexto perfecto para que gran parte de la sociedad americana demostrara cuáles son sus ideales sociales y culturales: cualquiera en donde predomine el racismo y los ideales de supremacía blanca y ultraderecha.

Nota: El general Robert E. Lee participó en la Guerra Civil de Estados Unidos como líder del ejército Confederado de Virginia, quienes defendían la esclavitud.

Todo esto desató una ola de violencia que resultó en la muerte de una persona, Heather Heyer, y más de 15 heridas cuando un auto embistió a unos manifestantes que marchaban en contra de los ultranacionalistas presentes en la ciudad y el estado del sur. Ese 12 de agosto de 2017, también fue el momento perfecto para que el presidente Donald Trump denunciara la violencia y reconociera que el Estado, en gran medida, tiene como base preceptos racistas ridículos.

Sin embargo, las cosas no fueron así. El presidente habló para condenar la violencia que venía de todos lados sin señalar las acciones violentas de los neonazis y ultranacionalistas –quizá porque fueron ellos quienes lo pusieron en la silla presidencial…

A menos de un año de la muerte –o asesinato– de Heather, el director Spike Lee habló sobre el tema durante la conferencia de prensa en el Festival de Cine de Cannes después de la premiere de su nueva cinta BlacKkKlansman, la cual cuenta la historia de cómo el primero policía negro de Colorado, llamado Ron Stallworth, logró infiltrarse al Ku Klux Klan junto a un compañero judío.

Para la premiere y a manera de coda, Lee agregó varios episodios editados de Charlottesville dedicados a Heather Heyer. “Heather debería estar viva. Fue un asesinato”, palabras que dieron paso a un discurso personal que no sólo sirvió como denuncia hacia Trump, sino también hacia todos los que creen que América nació de la paz.

Spike Lee denuncia a Trump en Cannes con un discurso sobre racismo
Topher Grace, Adam Driver, Spike Lee, John David Washington y Laura Harrier.

Inmediatamente supe que esto tendría que formar parte de la cinta como un coda, pero primero tenía que hacer algo. Me dieron el teléfono de Susan Bro. Ella es la madre de Heather Heyer, quien fue asesinada cuando un auto atropelló a la gente en la calle. No iba a poner la escena del asesinato en la película sin su consentimiento. La señora Bro me dijo, ‘Spike, te doy permiso de ponerlo’. Una vez que obtuve el permiso, dije: ‘Que se jodan todos, esa maldita escena se queda en la maldita película’. Porque eso fue un homicidio.

Y tenemos un chico en la Casa Blanca –no voy a decir su maldito nombre–, quien definió el momento para los estadounidenses y el resto del mundo. A ese maldito se le dio la oportunidad de decir que somos amor, no odio. Pero ese maldito no denunció al maldito Klan, la ultraderecha, y esos nazis hijos de puta. Fue un momento determinante y él pudo haberle dicho al mundo, no sólo a Estados Unidos, que somos mejores que eso.

La tan llamada cuna de la democracia, es pura basura. Estados Unidos de América fue cimentado en el genocidio de los nativos americanos y la esclavitud. Esa es la estructura de Estados Unidos de América. Como mi hermano de Brooklyn JAY-Z dijo, son hechos. Esa escena debía estar ahí. Vemos a nuestros líderes. Ellos nos muestran el camino para tomar decisiones morales. Me gustaría decir que esto no algo exclusivo de los que pertenecen a Estados Unidos, esta mierda se ha esparcido por todo el mundo.

Toda esta mierda de la ultraderecha no sólo está en América, sino en todo el mundo, y tenemos que hacer algo. No podemos callarnos. No es un problema de negros, blancos o latinos, es de todos. Todos vivimos en este planeta y este hombre de la casa blanca tiene una clave nuclear. Me voy a la cama pensando en eso. He visto el futbol americano, ese caso similar. Mi esposa y yo apoyamos al presidente Obama durante su segunda gestión y vi todo desde el auto. No es ciencia ficción, esa mierda es real. ¡Y ese hijo de puta tiene la clave nuclear! Se entendió con el chico de Corea del Norte, el otro de Rusia, ¿qué carajos está sucediendo?

Así que esta cinta, para mi, es un llamado a levantarse porque… las cosas están sucediendo, son algo confusas y lo falso se ha convertido en realidad. De eso se trata este filme. Me conozco, no me importan las críticas o alguien más, pero con esta película nos situamos en el lado correcto. Por favor, perdonen algunas malas palabras pero lo que sucede, hace que quieras maldecir todo. Gracias”.