“La pobreza está en la mente” y muchas otras máximas que “El Bronco” soltó en su plática “bronca”

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, cree que la arma a la hora de ponerse (dizque) jocoso, así que desde hace tiempo traía ganas de hacer una plática en la que reinara lo “políticamente incorrecto”, la rebeldía y la irreverencia… y como ya no existe Otro Rollo, se agarró a seis ejemplares de los llamados “influencers” y así es como armó esto que tuvo a bien bautizar como la “PlátiCabronCa” (así, juntito, la cábula del doble sentido)

En una arena Coliseo atascada (sólo en su mente), el licenciado Bronco se hizo acompañar de Alex Casas, Tania Gattas, Beto Pasillas, Victoria Volkova, Luiki Wiki y Danik Michell… Bueno, quizás a muchos de ustedes no les suenan los nombres, pero según por lo que se ve en sus respectivas cuentas de redes sociales, sí tienen un respetable poder de convocatoria. En fin, el caso es que después de una muy apantalladora presentación, en una mesita que hacía que el asunto pareciera a nietos celebrando el cumpleaños del abuelo locochón, Rodríguez Calderón hizo lo usual: aventar frases cotorras, contradiciéndose por veces, dichas al calor de la nada intensa plática. Aquí algunas:

 “Yo utilizaría la red social para educar. Nos costaría menos dinero y es una mejor inversión que para enaltecer la imagen del gobernante (…) Se educa con que los chavos traigan internet. ahí buscas a Frida Kahlo o puedes hacer una operación matemática”.

“Los verdaderos expertos van a conformar mi gabinete”.

“El resto de los candidatos no iba a generar conciencias, es por eso que decidí ser candidato a la presidencia, por eso decidí ir a la adversidad. No es sencillo pero quiero cambiar la mentalidad de las personas”.

“Cada quien se casa con quien quiere, eso es lo que yo pienso”.

Para que exista estado de Derecho “no se puede ser suavecito en el gobierno (…) Cuando las autoridades respetan la ley sin distingos, el estado de Derecho regresa”

¿Y esas son respuestas de una plática “irreverente”? Bueno, parece que hasta el propio Rodríguez Calderón se dio cuenta que no le estaba saliendo nada bien el experimento y animó a los chavos a hacerle preguntas más ríspidas. “Soy atrevido. Por eso me dicen Bronco. No me gusta el protocolo”.

Pero nomás no… y sin cambiar el tono aburrido de la plática, siguieron las frases.

“A veces la autoridad defiende más al delincuente”, para asegurar que su propuesta de mochar manos no va en broma. “La propuesta la pensé mucho: vi en países como Singapur, que tiene esa ley. Hoy todo mundo en Singapur se porta bien… en la propia China”.

Supe que te balaceraron, ¿qué sentiste?: “Sentí gacho (..) Dos mil 800 balazos y ninguno me dio. Eso me hace más vulnerable y vivo (…) Por eso mis propuestas son duras, porque lo he vivido”.

El bronco
Foto: @JaimeRdzNL

Pena de muerte: “hay que considerarla, sobre todo para esos muchachos que desaparecieron a los otros muchachos” (caso de los estudiantes de Jalisco”.

“Mi mamá es mi super héroe. La mayoría de políticos dicen que sus héroes son Zapata, Villa o Juárez… yo no los conocí. A mi mamá sí la conozco (…) Ha hecho cosas grandiosas para que yo pueda salir adelante”.

“Todos somos iguales. No me gustan los discursos sexistas, los gobiernos hemos sido idiotas en eso”, dijo, sin morderse la lengua. “Habrá gente de la comunidad LGBTTTIQ en mi gabinete”.

Para disminuir la pobreza: “quitar el asistencialismo. Hacer que la gente trabaje. Cuando la gente trabaja, se le quita lo pobre: La pobreza está en la mente de las personas”.

“La cultura que debemos potenciar se llama trabajo y esfuerzo. No hay mesías”.

En caso de no ganar, “constitucionalmente tengo el derecho de regresar a Nuevo León, lo haría (…) apoyaría a quien ganó (…) soy una persona muy madura y no me pondría en medio de quien gane”, dijo, olvidando que un día antes advirtió que convocará a dejar de pagar impuestos, en caso de que AMLO resulte presidente.

“Me gusta picarle la cresta a la gente para que se atreva a más. Ustedes atrévanse a más y tendrán más seguidores en Facebook”.

“El efecto del populismo: el querer ganar simpatías por lo que dices y no por lo que haces”, señaló el hombre que dijo que no dejaría la gubernatura de NL… y bueno…

“México necesita un presidente que sepa cotorrear, que se abra a la sociedad sin que tenga que imponer nada”.

“Hay que bajar el impuesto a la gasolina (…) la gasolina vale lo mismo en todo el mundo. Lo caro es el impuesto”

“Como voy contra los partidos, estoy sujeto al bullying político”, señaló respecto a que, en primera instancia, se le negó su registro como candidato… ya saben, por aquello de las firmas apócrifas. “La aplicación [para recabar firmas] no sirvió y eso se lo demostré al Tribunal (…) El INE hizo declaraciones injustas. Yo voy a demandar al INE”.

“Impulsar la democracia es algo muy grandioso”.

En fin, desmitificación de Santa Claus, saludos a sus hijos, comilona de chicharrón, tacos dorados y sopes que se veían más fríos y tiesos que los ademanes del presidenciables. Así transcurrieron laaaargos 80 minutos que aproximadamente duró la plática que de “Bronca” nomás tuvo el nombre.