#Verificado2018 Mancera dijo que no, pero sí hay contratos privados de fotomultas

¿Las fotomultas de la Ciudad de México tienen o no contratos con empresas privadas?  El pasado 4 de abril, Miguel Ángel Mancera, exjefe de Gobierno y candidato a senador, dijo que ya se habían terminado estos acuerdos legales. Sin embargo, después de que #Verificado2018 le echara un ojo a las nuevas licitaciones y a la “nueva” operación de los radares, resulta que sí existen —hasta son con la misma empresa—, nada más les cambiaron el nombre.

Mancera le dijo a Ciro Gómez Leyva cuando le preguntaron sobre la posible cancelación de los contratos: “El contrato ya se acabó… No se qué contrato es el que vayan a terminar porque el contrato se terminó ya hace un buen rato. Eso es algo que hemos venido repitiendo pero no lo han querido escuchar”. Sonará bonito, pero hay algunos detalles: la administración de Mancera firmó un nuevo contrato — tiene el  número SSP/BE/S/067/2018— dos meses antes de esta declaración.

Tal vez, la memoria le falló al extitular capitalino porque su gobierno cambió el nombre de las “fotomultas” y “cinemómetros (radares)”, como se llamaban antes, para ahora ponerles “infracciones automatizadas” y licitarlas en un solo contrato y no en dos, como le venían haciendo.

Este nuevo contrato vale casi 220 millones de pesos y lo ganó la empresa Inteltráfico, los mismos que habían operado los radares los últimos dos años. La suma del contrato alcanzó esos números porque la Secretaría de Seguridad Pública estima que serán más de dos millones de infracciones en el 2018.

Entonces, ¿qué onda con el contrato?

Tomando literalmente la declaración de Mancera, en diciembre del 2017 sí se terminaron los primeros contratos de las fotomultas de la Ciudad de México. Sin embargo, en enero anunciaron la Licitación Pública Nacionar LPN-30001066-000-17  y le pusieron un nombre distinto al que se usaba antes.

 

En este contrato, los anexos técnicos están reservados por tres años, pero con la parte que es pública —y a la que tuvo acceso Verificado— sí podemos saber que no mencionan en ninguna parte las “fotomultas” o “cinemómetros (radares)” y tampoco les pagan un porcentaje de las multas. 

Ahora, utilizaron una “cantidad proyectada” de 1 millón 973 mil 224 infracciones —cada una a 95 pesos— y otras 100 mil infracciones de “carril confinado” —estas valen 17 pesos—, para calcular cuanto vale este contrato. Sumando las multas proyectas y el valor que le dan a cada una, se llega a los 219 millones de pesos que recibirá Inteltráfico de la SSP.

Fuera de eso, este contrato es muy parecido a los dos anteriores. El contrato ‘2.0’ tiene cláusulas idénticas,  como que es responsabilidad de la empresa repartir las fotomultas que llegan a casa. También, copiaron las cláusulas que refieren que la empresa es responsable de proporcionar los equipos de procesamiento “central”, “información” y “almacenamiento”, así como de proteger “los datos personales” a los que tiene acceso.

¿Quiénes son Inteltráfico?

Además de ser una de las dos empresas que operó hasta el 2017 las infracciones en la CDMX y de ser la única ganadora en la licitación de 2018; Inteltráfico es una compañía que se formó en 2013 y tiene su sede en Guadalajara. El lugar donde están sus oficinas, es un local con una fachada blanca desgastada y carcomida nomás con letrero que trae el nombre de la empresa.

Interltráfico se ha metido en la controversia en otros años. En 2015, esta empresa obtuvo su primero contrato en la capital y fue anulado. Esto, porque la Contraloría determinó que la SSP había descalificado injustamente a otras empresas. Al final, la SSP de todas formas se lo dio a Inteltráfico.

¿Qué dice la Secretaría de Seguridad Pública?

Según las declaraciones, este nuevo contrato fue por ‘necesidad’. La SSP le dijo a #Verificado2018 que “tuvo la necesidad de tener una relación contractual con una empresa que tuviera los conocimientos tecnológicos en la materia que nos ocupa respecto del mantenimiento, actualización y puesta a punto de todos y cada uno de los equipos tecnológicos con los que se cuenta actualmente, así como el mantenimiento preventivo, correctivo y mayor de los enlaces de telecomunicaciones”.

 

Además, aclararon que la nueva relación tiene la intención de realizar mantenimiento a los equipos “con el fin de brindar certeza a la ciudadanía del óptimo funcionamiento de los mismos, por personal capacitado y certificado (…) en este servicio de mantenimiento evolutivo los equipos tecnológicos que han causado baja por obsolescencia serán recuperados y entregados en donación por la empresa contratada”, mencionó la SSP. 

*Con información de Arturo Ángel

 *Foto: Cuartoscuro