Stop-motion, recetas de cocina, colores y más en el nuevo video de tUnE-yArDs

Bien dicen que para la imaginación y talento artístico no hay límites. Sin importar si llevas años dentro de algún rubro o quieres experimentar, al final lo que cuenta es el hecho de que quedes satisfecho con lo que has logrado y que cuando los otros lo vean tengan una reacción a ello sin importar si ésta es buena o mala. A partir de esto, es que la agrupación de Nueva Inglaterra, Tune-Yards, lanzó nuevo video para la canción “Honesty”.

Comencemos con que en un principio se da introducción tanto al nombre de la banda como a la encargada de dirigir el video y todo lo demás. Luego aparece una ama de casa perfecta o mejor dicho, Merrill Garbus, miembro de la banda, cantando algunas estrofas y mostrándose como la mujer perfecta en su casa ambientada en los 60.

Tune-Yards

Con algunas coloridas recetas de cocina que al parecer quedan perfectas, o un clóset lleno de prendas en una recámara que tiene imágenes de la cultura pop como Elvis Presley. Luego va al supermercado y, allí, comienza a sacar sus mejores pasos de baile para finalmente continuar con el concepto psicodélico y al mismo tiempo lleno de rarezas como brócolis gigantes, canapés voladores y un piso de cebolla morada. La comida como sinónimo de felicidad completa aunque claro… esto solo es parte de la imaginación o mejor dicho, de un sueño de Merrill. 

El clip fue dirigido por Susan Janow de Creative Growth, una organización dedicada a proveer un estudio profesional a artistas con problemas de desarrollo físico y mental. A través de un comunicado de prensa, tUnE-yArDs explicó:

“El concepto de Susan para el video llevado a cabo de una manera muy artística contra la letra de la canción —amé la idea de una ama de casa aburrida y sobreprotegida teniendo una experiencia psicodélica con mucha pizza y extrañas formas de gelatina. Los temas de este disco son pesaos y ligeros al mismo tiempo, y estoy muy feliz de tener un video que presente este lado juguetón y disfrutable”.

“Honesty” pertenece a I can feel you creep into my private life, que salió en enero de este año y hasta la fecha ha recibido muy buenos comentarios, gracias a la complejidad de su pop contemporáneo plasmado en los beats de una TR-808 pero además, lo catalogan como el trabajo más centrado que han sacado hasta la fecha. 

Comentarios