La alerta sísmica sonó y no sentimos el temblor, ¿por qué?

¿Ya se comieron su bolillo pa’l susto? Aunque este temblor pasó casi desapercibido, algunos resultaron más espantados por la alerta sísmica (¿y quién no?), por lo que muchos se preguntaron que cuál fue la razón de que sonara si ni siquiera se sintió.

En una entrevista con Loret de Mola para el programa Sin Anestesia, el director de Protección Civil, Luis Felipe Puente, explicó que “La alerta sonó porque después de 5.5 grados se puede activar”… pero, si el sismo fue de 5.2 grados, ¿por qué se activó la alerta?

Supuestamente, según el funcionario, esto pudo haber ocurrido debido a que alguno de los sensores en Guerrero percibió de mayor magnitud el fenómeno que, de manera preliminar, fue de 5.3 grados.

De acuerdo a información del Centro de Instrumentación y Registro Sísmimo (Cires), en el momento en el que se dio el temblor, éste fue detectado en 14 estaciones sismosensoras, lo que generó una alerta para la Ciudad de México, dado que esa energía en desarrollo “permitió pronosticar posibles efectos sísmicos fuertes en la Ciudad”.

Según el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX), existen dos rangos para señales de alerta: Alerta Pública si se espera un sismo de efectos fuertes y Alerta Preventiva para sismos moderados.

Comentarios