Angulo, el más joven de la final, pagó su novatada ante Rubens Sambueza

En la cancha del estadio Corona, Jesús Angulo era el más joven de los 22 jugadores que disputaban la final de ida. En toda la temporada regular, el chamaco de 20 años originario de Los Mochis, Sinaloa, sólo había jugado un partido, el de la fecha 17 contra América.

A su técnico, Robert Dante Siboldi, le fascinó tanto el juego de su lateral izquierdo que ya no lo movió de su cuadro titular. El chamaco había chamaqueado a Jorge Villafaña, quien ha iniciado todos los juegos de la liguilla en la banca.

Su número en el dorsal, el 98, es una señal inequívoca de que los planes originales para él en esta temporada estaban en las divisiones inferiores, pero Angulo rompió los planes y reclamó protagonismo para jugar su primera final en el máximo circuito.

Angulo Santos
Mexsport

Se dio cuenta que a estas alturas el futbol ya no es un juego cuando le tocó enfrentarse a un viejo lobo de mar, que además es un maestro de las artimañas, Rubens Sambueza.

Los primeros 10 minutos fueron una pesadilla. Desde el palco de comentaristas, Luis García Postigo (nuestro primer entrevistado en Soy Mundialista), valoró su: “¡Se está aventando un partidito horroroso!”, decía para los televidentes.

A los cinco minutos se hizo un nudo con sus piernas cuando Santos intentaba una salida. Sambueza le quitó el dulce y se enfiló al arco. Angulo se levantó y correteó al argentino mientras rezaba y para su fortuna el sudamericano le pegó al poste y después Javier Abella le hizo el paro cuando Luis Quiñones tomó el rebote.

Poco después, a Djaniny Tavares le reventaron la cara de un balonazo. Mientras el cuerpo médico atendía al delantero, los experimentados Carlos Izquierdoz y Gerardo Alcoba hablaron con el chamaco para tranquilizarlo.

Nunca más en el partido le volvieron a pasar los rojos por delante y volvió a ser el hombre de confianza de Siboldi por la lateral izquierda.

Después de esos 10 minutos de novatada, no hubo contratiempos, salvo dos veces que fue regañado por el árbitro en saques de banda en los que quiso adelantar metros.