Documentos clasificados revelan que Pemex otorgó contrato a Odebrecht tras depósito de sobornos

¿Alguien está sorprendido? Pues resulta que, al cotejar documentos oficiales que estaban bajo reserva, con información de transferencias hechas por Odebrecht (es decir, sobornos)… todo empata y da para inferir que Pemex otorgó un contrato millonario a la empresa brasileña a cambio de cinco depósitos equivalentes a 5 millones de dólares.

El cotejo corrió a cuenta de Raúl Olmos, reportero de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que tuvo acceso a documentos oficiales de Pemex clasificados hasta 2021. Según refiere Reforma, dichos documentos forman parte de la investigación que la PGR realiza en torno a supuestos sobornos realizados por Odebrecht. Y tal cual: la constructora entregó a Pemex su proyecto para modernizar la refinería de Tula, Hidalgo, y ¡qué casualidad! al día siguiente su departamento “de sobornos” (sí, así lo conocían) realizó una transferencia del Meinl Bank de Antigua por un millón de dólares a una cuenta en el Neue Bank AG, en Liechtenstein, a nombre de la empresa offshore Zecapan SA, la cual – según delatores en Brasil – está ligada a Emilio Lozoya.

Foto: Grupo Fórmula

Para completar la suma convenida, en los meses siguientes cayeron más depósitos… las transferencias coinciden con la formalización del contrato que fue avalado el 10 de diciembre de 2013. Tres días después, Pemex emitió el fallo a favor de Odebrecht. Para el 27 de enero de 2014, el Consejo de Administración de Pemex, presidido por Lozoya, aprobó los términos y condiciones del contrato y posteriormente, el dictamen de adjudicación directa. Una vez que el contrato fue firmado, el operador de la “oficina de sobornos” de la empresa brasileña ordenó realizar las tres transferencias que restaban.

El asunto no terminó ahí: para noviembre de 2014, se realizaron otras transferencias que coincidieron con las dos ampliaciones al contrato por 879 millones de pesos. En total, el contrato que otorgó Pemex equivalió a  mil 436 millones de pesos y consistía en llevar a cabo diferentes obras para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la refinería de Tula.

De acuerdo con los documentos consultados por MCCI, la reunión del consejo de administración de Pemex en la que se aprobaron las condiciones del contrato, se llevó a cabo el 27 de enero de 2014. En las actas consta que quienes avalaron la transacción fueron Miguel Tame, director de Refinación; Carlos Murrieta Cummings, director de Operaciones, y Mario Alberto Beauregard Álvarez, director de Finanzas. También Marco Antonio de la Peña Sánchez, director jurídico; Leonardo Cornejo Serrano, coordinador de Proyectos de Modernización, y Jesús Lozano Peña, subdirector de Proyectos.