¿Qué hay detrás de la política de uso de armas en Estados Unidos?

La política de uso de armas en Estados Unidos se vuelve a poner sobre la mesa, si ya de por sí estaba.

De acuerdo con la organización Gun Violence Archive, misma que se encarga de contabilizar los incidentes en ese país relacionados con armas de fuego, el tiroteo registrado la mañana de este viernes en una escuela secundaria de Houston, Texas, es el ataque número 34 en donde alguien ha resultado muerto o herido solamente en lo que va de este año.

Si hablamos sólo de tiroteos  en escuelas, con éste ya van 24 durante 2018.

[El tweet siguiente habla de 23 tiroteos pero posteriormente la organización corrigió la información para actualizarla a 24 tiroteos]

Los datos siguen siendo alarmantes. La organización ofrece un panorama de la situación que se vive en el país gracias al uso de armas.

Con información actualizada hasta este viernes 18 de mayo, sabemos que se han registrado a nivel nacional un total de 21 mil 781 incidentes relacionados con armas de fuego, derivado de ello 5 mil 407 muertes y 9 mil 816 heridos. Y sí, solamente en lo que va del 2018.

El número total de niños, de entre 0 y 11 años, que han resultado heridos o muertos es de 233 y los adolescentes de 12 a 17 años son 971.

Así también se han registrado 101 tiroteos masivos, 773 invasiones a casas, 619 casos de uso en defensa propia, 629 que fueron no intencionales.

Si lo vemos ubicados en un mapa, la situación se ve así:

mapa de incidentes con armas Estados Unidos
Foto: GVA

Recientemente, y gracias a todos estos incidentes, el debate sobre la política de uso de armas en el país ha dividido al Congreso y las declaraciones del presidente Donald Trump no han ayudado mucho.

4 días después del tiroteo en Florida, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, afirmó que ya no se podía negar que estaba ocurriendo algo peligroso y ‘enfermizo’, por lo que se tenían que tomar acciones inmediatas.

“No se puede negar que algo peligroso y enfermizo está ocurriendo y nosotros, una vez más, estamos viendo las imágenes de nuestros niños aterrorizados evacuando la escuela con las manos sobre la cabeza. Vamos a tomar acciones. Debemos revertir estas tendencias”, dijo.

Pero hay que dejar una cosa clara, entender la dirección hacia donde van las tendencias sobre el uso de armas es una cosa, pero definir qué es lo que se va a hacer primero para revertirlo es un debate totalmente diferente.

Ahí es justo donde Estados Unidos se dividió políticamente de forma abismal. En menos de 24 horas los estadounidenses y legisladores de izquierda y derecha se enfrascaron en un debate político con opiniones contrastantes y totalmente diferentes unas de otras.

Por un lado un presidente, miembro del partido Republicano, que propuso combatir los tiroteos escolares armando a los maestros y por otro los demócratas que propusieron inmediatamente un aumento de las regulaciones para las armas de fuego.

Donald Trump candidato
Foto: Pictoline

Salud mental

Está mas que claro que la oposición republicana ha tratado de evitar tocar el tema del control de armas y lo han intentado evadir poniendo sobre la mesa el tema de la salud mental de quien posee un arma.

El presidente Trump incluso declaró que estaba -él y su partido- comprometido a trabajar con el Estado y líderes locales para ayudar a asegurar las escuelas enfrentando el ‘difícil’ asunto de la salud mental.

La cosa es cómo prevenir que alguien que padece una enfermedad mental cometa actos violentos masivos 🤔

Los demócratas respondieron presionando para que haya mayor financiamiento entonces para atención psicológica en los programas de seguros públicos y privados. Cosa que también lleva a otro debate por los recortes que el presidente propuso a  Medicaid, un seguro del estado que fue implementado por el expresidente Barack Obama.

Qué es Medicaid
Foto: Mosaic

De hecho, una de las normativas durante el gobierno de Obama era que las personas que estuvieran recibiendo un tratamiento financiado por el gobierno para enfermedades mentales no podían comprar un arma de fuego. Sin embargo, eso fue revocado por los republicanos del Congreso argumentando que eso no puede ser posible ya que las leyes y el sistema impiden que las personas que no deben tener armas puedan conseguir una, es decir que lo que se debe revisar son esos vacíos en la ley. Así fue expuesto por el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y  respaldado por Trump, acto que se convirtió en la única legislación relacionada con las armas que ha firmado.

Trump firmando ley armas
Foto: Etcétera

Entonces también se habló de un examen mental obligado para quien intente comprar un arma, pero ese planteamiento requeriría también el fortalecimiento del sistema de salud.

Seguridad en las escuelas

Entrando en este rubro la propuesta de Trump fue clara, ¿quién va a querer entrar a una escuela a disparar con un arma cuando sabe que cada maestro se encuentra armado y entrenado para contrarrestar el ataque?

La idea la esbozó justo en la reunión que tuvo en la Casa Blanca con padres y alumnos sobrevivientes del tiroteo en Parkland, Florida. Obviamente la pura idea de combatir las armas con más armas causó mucha polémica.

Y, como siempre, resulta que todo fue producto de las ‘fake news’ y de que no lo habíamos entendido bien. A final de cuentas resulta que se refería sólo a aquellos profesores que estuvieran entrenados en manejo de armas y a los que quisieran tomar el curso para estarlo. Ahhh bueno eso lo hace más razonable. NOT.

Leer: ‘No dije armar a todos los maestros, solamente a los que tengan entrenamiento’: Trump 

¿Y la Asociación Nacional del Rifle?

Para empezar hay que decir que la Asociación Nacional del Rifle –NRA– es aquella que defiende el derecho a tener armas en Estados Unidos, por lo tanto es uno de los actores más activos y controvertidos en el debate sobre el control de armas.

La misma asociación se presenta como “la organización de derechos civiles más antigua de Estados Unidos” integrada por “orgullosos defensores de los patriotas de la historia y diligentes protectores de la Segunda Enmienda“.

Surgió en 1871 como un grupo recreativo diseñado para ‘promover y fomentar el tiro con rifle sobre una base científica’.

En 1934 promovió la aprobación la Ley Nacional de Armas de Fuego -NRA- y luego, en 1968, logró una nueva regulación del mismo tipo que facilitaba el acceso a estos artículos. Básicamente desde entonces su principal objetivo es promover la libertad para la tenencia de armas de fuego entre civiles, por lo que ataca cualquier medida que suponga una restricción a la venta, portación y uso de armas.

De hecho tras el tiroteo de la Marjory Stone Douglas en Florida, la asociación rechazó las propuestas de imponer control a las ventas proponiendo en su lugar poner policías armados en las escuelas y no dar armas a “enfermos mentales”.

El 4 de mayo pasado, el presidente Donald Trump participó en la Convención Anual de la NRA donde refrendó su compromiso para que a ningún estadounidense le falte su arma. Prometió que la Segunda Enmienda “nunca estará bajo asedio” mientras él sea presidente.

Una vez que aseguró el derecho a poseer un arma de fuego, Trump agradeció a los integrantes de la NRA por defender los derechos de los norteamericanos, “nuestra libertad y nuestra gran bandera…” Así que por todo eso los consideró unos verdaderos patriotas.

Leer: Y con la NRA, Trump promete que derecho a portar armas no estará ‘bajo asedio’ 

Tenemos que hablar de la Segunda Enmienda

Ah esta famosa Segunda Enmienda por la que los estadounidenses pueden comprar, portar y usar armas.

Claro que el presidente Trump ha estado absolutamente a favor de armar a al menos algunos maestros, prohibir los aceleradores de disparos, aumentar la edad, de 18 al 21 años, para comprar un rifle y fortalecer el sistema de verificación de antecedentes, pero no de discutir una restricción que disminuya los índices de incidentes.

La famosa enmienda es apenas una frase de 27 palabras que aparecen el artículo 7 de la Constitución de Estados Unidos.

“Enmienda II: Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado Libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas.”

Esta traducción fue tomada de los Archivos Nacionales del gobierno.

Ok, entonces para empezar a desmenuzarla tenemos que saber, qué es una milicia.

De acuerdo con un análisis hecho por CNN, las milicias eran grupos de hombres en buenas condiciones físicas que protegían a sus pueblos, colonias y, en última instancia, estados durante la Guerra de Independencia de Estados Unidos.

Jack Rakove, profesor de ciencia política y derecho en la Universidad de Stanford, explica que cuando se redactó la Constitución, la milicia era una institución estatal y los estados fueron responsables de organizar eso”.

Independencia de Estados Unidos
Foto: Pinterest

Ahora, qué quieren decir con “bien ordenada”.

El mismo académico señala que lo difícil de interpretar la Constitución, documento muy antiguo, es que las palabras cambian de significado por el contexto político y social.

“Bien ordenada en el siglo XVIII tendía a ser algo como bien organizada, bien armada, bien disciplinada”, indicó Rakove. “No significaba ‘regulación’ (como sinónimo de poner orden) en el sentido en el que lo usamos ahora, no se trata del estado regulatorio. Han existido matices allí. Significa que la milicia estaba en una forma efectiva para luchar”, completó.

Es decir que no significa que el estado controlara la milicia sino que la milicia estaba preparada para realizar su labor.

Ahora, con respecto a la seguridad y el uso de armas, hay que considerar que las condiciones del país en ese momento eran de miedo. El país acababa de librar una guerra y se estaba expandiendo al oeste, por lo que había suficientes razones para sentirse inseguros.

Quizás uno de las partes más controvertidas sea la que habla sobre el ‘derecho del pueblo’. Esto ejemplifica el pensamiento de quienes redactaron la Constitución y de su concepción de derechos. Prácticamente los derechos son concedidos por el creador y el derecho de defender a la nación con las armas entonces se entiende mejor. Quizás los autores entendieron como derecho natural es de la defensa propia.

Otro de los analistas, Jeffrey Rosen, presidente y director ejecutivo del Centro Nacional de la Constitución, explica que para la aplicación moderna y propósitos actuales es necesario cambiar la manera en que la Segunda Enmienda se presenta ante los juzgados y tribunales precisamente por estos vacíos legales que existen en ella. Incluso se ha pedido hacer cambios en ella para dejarla más clara pero aún faltan muchas cosas por hacer.

Segunda Enmienda Constitución Estados Unidos
Foto: Historias de Nuestra Historia