Sheku Kanneh-Mason, de ganar un concurso musical en la BBC a tocar en la boda real del príncipe Harry

Este 19 de mayo no fue un día cualquiera, sino el día en el que el príncipe Harry, hijo menor de la princesa Diana y nieto de la reina Isabel II, el sexto dentro de la sucesión de la línea de sucesión al trono de Inglaterra, Escocia y Gales, se casó con la protagonista de Suits, Meghan Markle, quien se ha convertido en la primera mujer americana en casarse con alguien de la realeza.

Foto: Ben Birchall/PA Wire

Esto, más allá de ser un cuento de hadas, marcó historia por el hecho de ser una mujer birracial (tiene ascendencia afroamericana), es divorciada, actriz y por lo mismo, ha roto todo el protocolo de la belleza británica.

A partir de ello es que durante la ceremonia religiosa llevada a cabo en la capilla St. George del castillo de Windsor, hubo mucha inclusión no sólo de las tradiciones reales británicas, sino también de los gustos tanto de Meghan Markle como del príncipe Harry. Uno de ellos fue el chelista de 19 años Sheku Kanneh-Mason, quien después de que terminara la misa y mientras los ahora esposos pasaron a firmar los documentos pertinentes de su nueva unión, se encargó de entretener a los invitados con sus habilidades especiales con el chelo. 

Cuando tenía 17 años Sheku fue el primer músico afroaméricano en ganar el concurso de la BBC, Young Musician Of The Year, en el año 2016. A partir de ese entonces comenzó a ser reconocido y en enero de este año, Harry lo vio tocando el chelo durante el evento de la fundación Halo en Londres. A partir de esto y con Meghan de por medio es que Sheku fue elegido para tocar en la boda real.

Fanático de la música de Bob Marley, Sheku Kanneh-Mason llegó a grabar en los reconocidos estudios de Abbey Road. De allí sacó un álbum editado con obras como “Conciertos No. 1″ para Violonchelo y Orquesta en Mi Bermol Mayor Op. 107 de Shostackovich, con la Orquesta Sinfónica de la ciudad de Birmingham” y hasta “No Woman, No Cry”.