¡A la víbora de la mar! 6 cosas que jamás hubieran pasado en la Boda Real

Llegó el día esperado, por fin el más YOLO de la familia real ha sentado cabeza. El Príncipe Harry y la ahora Princesa Meghan Markle se casaron en la capilla St. George en el castillo de Windsor dspués de quince meses de noviazgo. Ahora sí que como diría tu tía Auscencia… ¡sí se pudo, sí se pudo!

Todo muy bonito, los duques de Sussex derrocharon miel y cautivaron a millones de televidentes, casi igual que la boda de Mijares y Lucerito, o la de Eugenio Derbez y Alessandra Rosaldo… PLOP!

Pero algo que segurititito va a faltar porque #realeza, van a ser esas típicas cosas que siempre vivimos en las bodas mexicanas, que si la ‘Víbora de la Mar’, que si cargar al novio de a ‘Muertito’ con la Marcha Fúnebre de fondo… y la mejor, las solteronas que realmente se emocionan porque agarraron el ramo… Ay…

Así que aquí van cinco cosas que Eugenio Derbez hubiera envidiado de la Boda Real, claro… si hubieran pasado.

1.- La Víbora de la Mar y toda la guardia protegiendo al Príncipe Harry

Esto hubiera sido épico, imaginen, el Príncipe Harry subido en una silla sosteniendo el vestido de la Princesa Meghan y toda la Guardia Real sosteniéndolos para que no lo tiren sus amigos… KEBASIADO. David Beckham empujando junto con el montón de amigos con esta canción tremendamente tradicional en todas las bodas de México.

2.- Coreografía sorpresa después del primer baile de esposos

¡Una joya! Esas parejas que se casan y preparan un acto sorpresa para todos los invitados, ¡ustedes son aquellos! Ahora, la pregunta es: ¿qué canción hubiera sido adecuada para preparar una coreografía real y quién hubiese estado a cargo? Sea el baile que sea, pero al final, una aparición de la Reina Isabel II sacándole brillo a la pista hubiera sido la ostia.

3.- Lo imprescindible: Barra de dulces y chilaquiles a las 3am.

Como cuando la barra de dulces se acaba incluso antes de que empiece la ceremonia. Y pues nada, gracias a los voluntarios que ya ponen letreros de ‘SON PARA DESPUÉS DE CENAR’, porque a unos cacahuates o pasitas con chocolate, uno nomás no se puede resistir. Pero acá, ¿de qué hubiera sido la barra de golosinas? Unos cazares con chamoy hubieran rifado. Y en punto de las 3am, llega a las mesas un olor a deliciosos chilaquiles, y en efecto, van pasando los meseros de mesa en mesa real, para ir dosificando sus platitos de unicel con totopos y salsa unos deliciosos chilaquiles.

4.- Padrinos y madrinas PARA TODO

Ya a estas alturas de la vida uno nomás no puede quedar mal con nadie. Entonces luego se sacan de la bolsa hasta los ‘Padrinos de agua de sabor’, que las ‘Madrinas de centro de mesa’, y demás… Pero ya dejen eso de ‘no poder quedar mal’, bien se sabe que los padrinos deben mocharse con alguna ayudadita económica para la boda. Pos sí, no por nada ya hay ‘Padrinos de gasolina para el auto nupcial’. Tal vez en la Boda Real, hubieran hecho falta los ‘Padrinos de la barba pelirroja de Harry’. Abran paso a este videazo de Omar Chaparro siendo el padrino de la boda de Eugenio Derbez.

5.- Las tías del príncipe Harry peleándose por los centros de mesa. 

Si en las bodas -y fiestas en general- existe un objeto de deseo más preciado que las gemas de Infinity War, es el centro de mesa. Esa decoración de colores y flores que provoca que nuestras tías se peleen en cada festejo familiar es y seguirá siendo la manzana de la discordia en todos los eventos familiares, aunque la neta hubiera estado chido ver en la grabación de la boda de Harry a todas sus tías peleándose por el recuerdito.

6.- Meghan Markle lanzando su ramo de novia

Un momento que todas las solteras y desafortunadas en el amor espera es el del lanzamiento de ramo, ese deporte olímpico exclusivo de las bodas que lleva a muchas a sacar sus dotes escondidos en la lucha libre. ¿Se imaginan a las damas de honor de la boda real desgreñándose unas a otras con tal de conseguir el ramo de la novia que, según la tradición milenaria de las abuelitas, significa que quien lo atrape será la próxima en casarse?

Pues sí, al final la boda real fue un evento muy exclusivo al que más de uno quiso ir pero la neta mejor nos quedamos con esas bodas a las que vamos y en las que vemos a nuestro tío pasadito de copas cantando en el karaoke y a nuestras tías las amargadas criticando a todas las de la fiesta. Ya saben, el “entre más corriente más ambiente” a veces es lo mejor.  

Estamos hablando de:

boda real bodas