¡Sorpresa! Nicolás Maduro gana elecciones presidenciales en Venezuela, va otro periodo

Luego de una jornada electoral marcada por el abstencionismo, la presidenta del Consejo Nacional de Venezuela (CNE), Tibisay Lucena, dio a conocer el resultado que ya todo mundo esperaba desde que se anunció la realización de los comicios: el presidente Nicolás Maduro ganó la elección presidencial y prolongará su mandato hasta 2025.

Con 67.68% de los votos, equivalentes a – según –más de 5 millones de votos, el sucesor de Hugo Chávez se impuso a su principal adversario, Henri Falcón, quien sólo pudo conseguir un millón 820 mil votos. Los otros dos candidatos, Javier Bertucci y Reinaldo Quijada, 925 mil y 34 mil sufragios, respectivamente.

“Han triunfado la paz y la democracia en esta jornada histórica de la Patria. Celebramos junto al Pueblo este nuevo comienzo para conducir la Patria hacia la prosperidad definitiva. ¡Sigamos juntos librando las nuevas batallas!”, fue el mensaje que Maduro publicó en su cuenta Twitter, luego de conocerse los resultados.

Pese a la advertencia de “votos o balas” que Maduro lanzó ayer por la mañana, después de emitir su voto, de acuerdo con el CNE la participación en los comicios fue apenas del 46.1%… y si el número oficial ya revela el desánimo del electorado para participar en unas elecciones denunciadas en diferentes espacios como fraudulentas, lo es más el porcentaje de participación que maneja la oposición: menos del 30%. “Este proceso no fue real, no lo reconocemos y exigimos que se convoquen nuevas elecciones”, señaló Henri Falcón. “Le hago un llamado: lo más valiente que puedes hacer por Venezuela, es repetir las elecciones y dejar que esta nación renazca”.

Así saludó Nicolás Maduro a su audiencia imaginaria

En las últimas elecciones presidenciales, las de 2013, los datos oficiales indicaron que hubo una participación del 80% del electorado. De acuerdo con El País, las de ayer serían entonces las elecciones presidenciales con el récord de abstencionismo… lo cual no sorprende, ya que los principales partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ahora agrupados en el Frente Amplio, ni siquiera acudieron al llamado a contender por carecer, acusaron, de garantías democráticas.

Tras conocer los resultados de las elecciones salió del palacio de Miraflores y, ahí, frente a miles de seguidores presumió que se llevó de calle a su principal adversario. Fue la “victoria popular permanente”, señaló, para luego invitar a la oposición a “dialogar”… ¿miles de seguidores?, ¿reales? Pues… ya ni sabemos…