#Verificado2018 La historia del costal no es exactamente como la contó Ricardo Anaya

“Acabo de estar en el albergue de Santa María la Ribera, con Ana Laura, absolutamente destrozada. La deportaron recientemente, se quedaron allá sus dos hijos, uno de 14, uno de 16, está condenada a 20 años a no poder regresar, no le permitieron ni siquiera hacer una llamada al consulado. Llegó aquí esposada de pies y manos, y lo que le dieron fue este costal para que metiera sus pertenencias”, fueron las palabras de Ricardo Anaya en un momento del debate. Sin embargo, al contar la historia, el candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano cometió algunas imprecisiones.

Vamos a hacer el cuento corto: sobre la historia de Ana Laura, a Ricardo Anaya le falló aclarar que no fue deportada recientemente, tampoco se reunieron en un albergue y cuando habla de las esposas en manos y pies, siempre lo menciona en tercera persona.

Anaya dijo que se reunió con Ana Laura en un albergue en Santa María la Ribera. Sin embargo, en la CDMX no existe ningún albergue para personas deportadas. En realidad, el lugar donde el candidato presidencial y la migrante de la historia se reunieron es un taller de serigrafía —que sí da hospedaje si lo necesitan— del colectivo Deportados Unidos en la Lucha. Cabe mencionar que Ana Laura es una de las fundadoras de la organización.

El encuentro está documentado en un video que pueden ver acá:

Durante la plática se pude ver —en el minuto 6:27— que Ana Laura cuenta que su deportación fue en septiembre del 2016. Es por eso que a finales de ese mismo año fundó el colectivo Deportados Unidos en la Lucha.

Como dijo el candidato, mientras regresaba a México, la migrante cuenta que es cierto que “no le permitieron ni siquiera hacer una llamada al consulado”.

En octubre de 2017, piedepagina.mx contó el viaje de los migrantes. Ahí, narran como Ana Laura iba a abordar un avión con destino a México para tramitar una visa de trabajo. En el aeropuerto la abordaron agentes aduanales y le dieron a firmar una orden de deportación que la obliga a estar fuera de Estados Unidos 20 años. Según el reportaje, “en minutos, Ana Laura fue deportada en el mismo avión que ella había pagado”.

En la reunión con Anaya, Ana Laura cuenta que las personas deportadas “vienen detenidos, todo el viaje, vienen esposados, porque cinco minutos antes de aterrizar es cuando se retiran las esposas de manos y pies”, pero no se incluyó a sí en esos casos.

¿Y el costal? ¿De dónde salió?

En el minuto 19, Ana Laura cuenta: “Nosotros (el colectivo Deportados Unidos) vamos al aeropuerto y le quiero enseñar la manera (…) Esto es con lo que los manda ICE (…) Aquí al aeropuerto de la Ciudad de México llegan tres vuelos a la semana, los días martes, miércoles y jueves, las cifras oficiales son 135 personas. Y llegan sin nada, esto es lo único que les da ICE, con su número y este costal. ¿Qué pueden traer en este costal? Una muda de ropa. Esto es con lo que viene una persona a México”.

*Foto de portada: Captura de pantalla

Comentarios