Sigue la gira del perdón de Zuckerberg; ahora se presenta frente a la Unión Europea

Este martes, en un capítulo más de la gira del perdón de Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook se presentó frente al duro público del Parlamento Europeo. La razón es la misma que las otras veces: tras la filtración masiva de información de Cambridge Analytica, el crecimiento de las fake news y las interferencias extranjeras en procesos electorales, los líderes del viejo continente querían que el creador de Facebook les respondiera en persona. 

Desde Bruselas, la reunión arrancó en punto de las 11:20 de la mañana —puntualidad alemana desde Bélgica— y todo el mundo pudo ver las preguntas y respuestas en tiempo real gracias a una transmisión de Facebook Live. En la reunión estaba Antonio Tajani, el presidente del Parlamento Europeo, y los líderes de los grupos políticos presentes en la Cámara.

Esta junta fue menos montonera que otras reuniones que ha enfrentado Zuckerberg en los últimos meses, pero las preguntas que recibió sí lo pusieron incómodo. En esta ocasión, los políticos europeos le cuestionaron a Zuckerberg algunas de sus mañitas monopólicas, su opacidad económica y la manera en la que maneja datos personales. Un parlamentario belga le recordó al fundador de Facebook que cada año se tiene que disculpar por algún error y hasta le pidió que considerara compensar económicamente a los usuarios.

Zuckerberg enfrentó preguntas te todo tipo: en algún momento le preguntaron si “estaba horrorizado por su creación” ya que permitió la aparición de Trump, la victoria del Brexit y los grandes cambios en políticas públicas; le cuestionaron su poca imparcialidad a los diferentes puntos de vista y hasta barajearon la idea de crear una legislación internacional para regular su red social.

Los políticos europeos le preguntaron por la aparición de cuentas falsas, bots y el incremento de lenguajes extremistas. También, le preguntaron qué necesidad tiene de conseguir datos de personas que ni siquiera son usuarios. Es más, hasta una parlamentaria irlandesa le echó la bolita por permitir —casi promover— el bullying digital a los jóvenes vulnerables.

Entonces, ¿qué respondió Zuckerberg?

Sobre los mensajes de odio, el contenido inapropiado y los mensajes de terrorismo, Zuckerberg dijo que cada vez tienen más equipo, personal e inteligencia artificial para marcar estos contenidos antes de que sean compartidos. El fundador de Facebook aseguró que han logrado eliminar el 99% de los conenidos de ISIS o Al-Qaeda antes de que los vea cualquier persona. Sin embargo, también aseguró que están viviendo en “una carrera armamentista” y  que“nunca serán perfectos”.

Sobre las fake news y los spammers, Zuckerberg mencionó que “no quieren estar en la posición de decidir qué es cierto y qué es falso”. Por eso, se han aliado abiertamente con verificadores independientes certificados para ayudar en la tarea. En México, por si tenían la duda, estos verificadores forman parte de la iniciativa #Verificado2018.

Para evitar las interferencias en las eleccionesFacebook está buscando aumentar la transparencia y que puedas conocer todos los anuncios pagados que se comparten.

Sobre el contenido político, Zuckerberg confirmó que intenta “mostrar primero los contenidos de tus amigos, antes que las páginas” y aseguró que nunca tomarán decisiones sobre los contenidos  basándose en orientaciones o ideologías políticas.

Respecto al tema duro de Cambridge Analytica dijo que “las buenas noticias” es que no volverá a suceder. Ahora, Zuckerberg asegura que tomarán un papel “más proactivo” para revisar todas las apps con acceso a datos personales. Este plan de acción, según Facebook, incluye auditores independientes y un modelo de castigos que bloqueará a las aplicaciones que lo incumplan y le avisará a los usuarios afectados.

El caos del final

La reunión de Mark Zuckerberg con los líderes del Parlamento Europeo solamente duró hora y media. Entonces, muchas preguntas se quedaron sin responder. Los parlamentarios no quedaron muy satisfechos con la participación del creador de Facebook y se lo hicieron saber.

El parlamentario de Bélgica que le había pedido que se le compensara económicamente a los usuarios terminó comparando el actuar de Zuckerberg con ‘Un mundo maravilloso’ —la novela de Aldous Huxley— al mencionar que “hay miles de privados escrutinando mi información y los contenidos mundiales”. 

Otros legisladores pedían casi a gritos que contestara sobre sus supuestas prácticas monopólicas y que aclarara la manera en la que Facebook y WhatsApp comparten contenidos. El resto de la mesa quería saber sobre los anuncios dirigidos y un parlamentario en específico reclamó airadamente que ninguna de sus 6 preguntas tuvo respuesta. 

Al final, Antonio Tajani, el presidente de la Cámara pidió calma en la sesión y organizó a todos para que se “mantengan en contacto” con Zuckerberg y tengan sus respuestas en otra ocasión.

*Foto de portada: Parlamento Europeo

Comentarios