Abogado gringo que insultó a mujeres por hablar en español pide disculpas; dice que no es racista

Vuelve el perro arrepentido, con sus orejas caídas, con el hocico partido y con el rabo entre las patas…

Perro arrepentido, el Chavo del 8

¿Se acuerdan del polémico caso en el que el abogado estadounidense, Aaron Schlossberg, quien estuvo en el ojo del huracán después de que insultó a dos trabajadoras al escucharlas hablar español?

Todo pasó en un restaurante de Nueva York e incluso amenazó con llamar a migración porque “de seguro no tenían papeles”. Desafortunadamente para él, todo fue grabado y subido a internet para volverse viral.

Después del hecho, el abogado fue despedido de su trabajo en Corporate Suites e incluso existe una petición formal para revocar su título.

La mañana de este martes,  Schlossberg pidió disculpas públicamente mediante su cuenta de Twitter asegurando “No soy racista“. ¡Ah bueno! entonces todo fue un malentendido NOT.

En su disculpa afirma que quien aparece en el video “no representa su verdadero yo” y justifica todo señalando que se mudó justamente a Nueva York por la diversidad que tiene. Pero que los usuarios de redes sociales fueron más allá de su arrepentimiento.

Sin embargo, los usuarios se encargaron de publicar otros videos en los que aparece insultando a otras personas.

En el primero, se puede observar al abogado en la calle insultando a un hombre en la calle sin razón aparente. Le pregunta de qué país es y lo llama “feo extranjero”. Aparentemente en otro video, aparece en un mitin con una playera pro Donald Trump, llamando a un rabino fuera de una de las sedes de Nueva York “falso judío” y mostrando una actitud desafiante ante unos hispanos.

¡Master Troll!

Sin embargo, los ciudadanos se encargaron de darle su merecido.

Como respuesta al video y a manera de broma, un activista comenzó una recolecta en internet en la plataforma GoFundMe, con el objetivo de juntar dinero para un “Mariachi para Aaron” y un puesto de tacos. La meta del sitio eran 500 dólares, pero se juntaron poco más de mil.

Los activistas tomaron las calles a las afueras de las oficinas en donde trabaja Schlossberg y además de usar consignas como “Latinos unidos jamás serán vencidos”, cantaron varias piezas alusivas a México como “Cielito Lindo” y “Viva México”.

Leer: Master Troll: llevan mariachi al abogado gringo que insultó a mujeres por hablar español