Echo & The Bunnymen relanza el clásico de 1984 “Seven Seas” para su nuevo disco

Hace 39 años, aproximadamente, Echo & The Bunnymen lanzó “Pictures On My Wall” y “Read It In Books”, las primeras canciones que dieron paso a un nuevo estilo musical que combinaba la psicodelia de una banda como The Doors y el post-punk abanderado por Joy Division. Después de tantos años y una carrera musical que, de alguna manera y a pesar de los éxitos ochenteros, vivió bajo la sombra de New Order y The Cure, Echo & The Bunnymen regresan con una nueva interpretación de la canción “Seven Seas”.

Junto a la salida de esta canción, la banda también anunció una serie de conciertos en el Reino Unido e Irlanda para finales de 2018. “Seven Seas” se escuchó por primera vez en 1984 como parte del disco Ocean Rain que presentó otros clásicos como “The Killing Moon” o “Nocturnal Me”.

Ahora, esta reversión de “Seven Seas” formará parte del próximo disco de la banda The Stars, The Oceans & The Moon, el cual saldrá hasta el 5 de octubre después de varios meses de retraso. En teoría, el material debía salir este mes. El álbum que traerá de regreso a la banda después de muchas compilaciones de presentaciones en vivo, presentará nueva música y versiones nuevas de algunos clásicos de la banda.

En la década de los 80, Echo & The Bunnymen logró hacerse un lugar en la industria undergorund británica con el éxito de algunas canciones de los primeros discos de la banda que comenzaron a surgir a partir de 1980. Sin embargo, pocos reconocen la importancia de una banda como Echo, liderada por el músico Ian McCulloch. Y no es que su legado y la calidad de su música se ponga en duda, sino las circunstancias en que surgió y las bandas que ya estaban “posicionadas”.

Como mencionamos, sus contemporáneos lograron eclipsar la calidad de su sonido sumado a su nacimiento a finales de la década de los 70, una época marcada por cambios radicales en la música abanderados por la filosofía punk que no sólo se manifestaba en música ruidosa y “rayada”, sino en ideologías políticas y una forma de vida que iba en contra de las reglas culturales establecidas y el sistema, mismo que tuvo –o tenía– a la población sumida en una especie de letargo de conformidad y muchas horas de trabajo.

Comentarios