Desalmados padres demandan a nene de 30 años para que se vaya de la casa

Sin considerar que apenas su hijo está viendo qué va a hacer de su vida, un matrimonio de Estados Unidos acudió ante un juez para que ordenara – con todas las de la ley – que el chavorruco extremo ahueque el ala.

De acuerdo con El País, los padres de Michael Rotondo (chavo de sólo 30 años) tuvieron que acudir ante las autoridades para exigir que su hijo desalojara su casa, debido a que éste aparte de no cooperar con el gasto ni pagar renta, tampoco ayudaba con las tareas del hogar. “Hemos decidido que debes abandonar esta casa de inmediato”, sentenció la pareja oriunda del condado de Onondaga, a unos 400 kilómetros de Nueva York… en una de las cinco cartas en las que intentaron convencerlo por las buenas.

Así es. En al menos cinco ocasiones el pequeño Michael fue aconsejado de que ya era momento de abandonar el nido y, en cada uno de los llamamientos (por lo que se lee) se iba mostrando más la desesperación del matrimonio al ver que el “chiavo” nomás no tenía muchas ganas de dejar de comer de a gratis.

– “Debes abandonar esta casa de inmediato”

– “Quedas desalojado”

– “Se iniciará un procedimiento legal inmediatamente si no te vas”

– “Hay trabajos disponibles incluso para aquellos con un historial de empleo pobre como el tuyo. Consigue uno: ¡tienes que trabajar!” (incluso con esta nota le dieron mil 100 dólares para que se aventurara a la vida… pero ni así)

En fin, el caso es que para abril pasado, la desesperada pareja acudió ante la corte local… pero ahí les dijeron que, ya que el tremendo hue#$%&azo era familiar, el asunto debería ser penosamente resuelto una instancia más alta. Y ni modo, fue así como Christina y Mark Rotondo llegaron hasta la Corte Suprema del condado de Onondaga, el pasado 7 de mayo…

En la audiencia celebrada el martes 22, el nenesauiro argumentó que no captó bien el mensaje de sus papás… porque nunca le notificaron que debía salir de la casa. Así que, para tener tiempo de ordenar su vida, despegar sus posters de Dragon Ball y Radiohead y, en general, recoger todas sus chivas, necesitaba un plazo de seis meses… “un tiempo razonable para alguien que ha estado dependiendo de otras personas”, argumentó.

Tras escuchar el descarado alegato de Michael, el juez dijo “ayyy no ma&/es”… pero de una forma más elegante: tú defensa es “indignante”.

¿Y en qué quedó el asunto? Bueno, pues el juez determinó que los padres podrán redactar otra orden de desalojo y, claro, el “chamaco” tendrá que acatar lo que ésta señale (la salida forzada está programada para el 1 de junio). Sin embargo, el héroe de esta historia advirtió que apelará la decisión.

Comentarios