No habrá acuerdo migratorio, si éste no incluye un “muro real”: Donald Trump

Y siguen los condicionamientos del republicano: además de vislumbrar presiones para darle visto bueno a las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio, ahora dejó más que claro que no aprobará ningún proyecto migratorio que no incluya un muro fronterizo. Pero uno macizo, “real”, no nomás basado en remodelaciones, más vigilancia o cualquier otra cosa.

En entrevista para Fox News, el presidente de Estados Unidos rechazó que vaya a darle oportunidad a los legisladores republicanos moderados de negociar un acuerdo migratorio para los dreamers, “a menos que (el acuerdo) incluya un muro, quiero decir un muro, un muro real, y a menos que incluya una seguridad fronteriza muy fuerte”. Al parecer, por “fuerte se refiere a la eliminación del programa de lotería de visas y, además, la mayor restricción de visados para familiares de inmigrantes que ya cuentan con residencia. “Es momento de tener todo el paquete”, agregó.

De acuerdo con Forbes, algunos legisladores republicanos del ala conservadora trabajan en una medida que bien podría obtener el apoyo de Trump… pero el rechazo del ala moderada y, claro, de los demócratas. Hasta ahora, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ha optado por no presionar a ambas partes y – según – trabaja con la Casa Blanca en un proyecto que el propio presidente podría convertir en ley.

Las declaraciones de Trump se dan ahora que los republicanos moderados han insinuado que planean presionar para que sean votados cuatro proyectos de ley migratoria, aunque estps no cuenten con el apoyo ni de Trump ni de los republicanos más conservadores: un movimiento bipartidista que significaría mayor seguridad en la frontera y con el cual los dreamers tendrían más posibilidades de obtener su ciudadanía… pero que no vislumbra el financiamiento para el muro de la frontera México-Estados Unidos.

muro Estados Unidos y México
Foto: Shutterstock

En el programa de Fox transmitido ayer, Fox and Friends, Trump señaló que, por mucho, “Estados Unidos tiene las peores de inmigración del mundo”. Esto luego de que el pasado 9 de mayo un grupo de republicanos anunció que proyectaba una herramienta legislativa para presionar al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, con el fin de que se lleve al pleno un proyecto de ley que le dé una solución legal permanente a los miles de dreamers protegidos por DACA.

Sin embargo, la aprobación de esa herramienta (conocida como “petición de descargo”) de lejos tendría el apoyo de Trump si no plantea los 25 mil millones de pesos que él solicitó para seguridad fronteriza y su “muro real”… además de aumento en las redadas contra migrantes y leyes que aceleren los procesos de deportación. Él a cambio a ofreció (en abril pasado) la ciudadanía a 1.8 millones de dreamers.

Comentarios