Saoirse Ronan y más artistas apoyan la Octava Enmienda a favor del aborto en Irlanda

Este 25 de mayo de 2018, los irlandeses deben votar a favor o en contra de retirar la Octava Enmienda que se agregó a la Constitución del país en 1983. Esta reforma estipula que la vida de una mujer embarazada es básicamente la misma que la del feto. De este modo, está totalmente prohibido practicar el aborto sin importar si el embarazo fue producto de una violación o incesto, o bien, si el bebé presenta alguna anomalía que lo ponga en riesgo o a la mamá.

Durante muchos años, las mujeres irlandesas –dentro de un país sumamente católico– practicaron el aborto de forma clandestina, viajaban a Reino Unido para practicarlo en instituciones especiales, o bien, comparaban píldoras de interrupción en internet. En cualquiera de estas tres, podían enfrentar hasta 14 años de cárcel. Con estas prácticas peligrosas y una tasa de natalidad entre jóvenes que fue en aumento, las cosas comenzaron a ponerse complicadas y más en 2014 cuando se presentó la Ley de Protección de la Vida que permitía a las mujeres cuya vida estuviera en riesgo por el embarazo, practicarlo.

¿De dónde salió? Como la mayoría de las veces, esta iniciativa surgió en 2012 de la muerte de una persona llamada Savita Halappanavar, quien se pudo haber salvado si los doctores no se hubieran negado a practicarle un aborto de emergencia después de que determinaron que un aborto natural era imposible.

Savita Halappanavar murió en 2012 después de que médicos le negaron un aborto.

Desde 2014 a esta fecha, sólo 77 mujeres llevaron a cabo aborto de forma legal… De aquí que naciera, con apoyo de ONU, el referéndum para que los habitantes de este país, autoricen o no al Parlamento para que este regule el aborto. Si los irlandeses votan por un NO, la Octava Enmienda se mantiene así como la Ley de Protección; en caso de que voten por el SÍ, el aborto se convertiría en una práctica legal con el objetivo de que las mujeres sean capaces de tomar sus propias decisiones.

Esto no significa que de forma inmediata, las mujeres puedan abortar de forma legal, sino que el Parlamento aprobaría una nueva ley que determine el tiempo en el que se pueda llevar a cabo bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo, si se encuentran en las primeras 12 semanas de embarazo; o bien, después de las 24 semanas si está en riesgo la vida de la mamá o el bebé.

Algunos actores y músicos irlandeses de alto perfil, se han pronunciado a favor del SÍ por varias razones: como mencionamos, que las mujeres tengan total decisión sobre su cuerpo y evitar que ellas mismas se pongan en riesgo con prácticas clandestinas.

Entre los más destacados son la protagonista de Lady Bird, Saoirse Ronan; el actor Cillian Murphy de Peaky Blinders; el exmiembro de One Direction, Niall Horan. Entre otras celebridades está Liam Cunningham de Game of Thrones; la escritora y actriz, Aisling Bea; Chris O’Dowd de Damas en guerra;  el presentador de televisión, Dermot O’Leary; y más.

A través de Twitter, muchos se han pronunciado a favor de que vayan a votar. Horan escribió: ¡Vamos, Irlanda! Este es el día en que puede tomar otra gran decisión. Por favor, haz lo correcto para las grandes mujeres de nuestro país”. La actriz Sharon Horgan: “Irlanda no puede seguir siendo un país peligroso para que las mujeres vivan. Por favor, voten por el Sí este viernes. #repealthe8th”.

A principios de mayo, la organización Together For Yes lanzó un video en su canal de Youtube en el que varias caras conocidas del país, incluida la de Saoirse, Murphy y Cunningham en la que hablan sobre la situación actual de las mujeres irlandesas y la importancia del histórico referéndum:

Hoy, en Irlanda, si la mujer que está sentada a lado de ti está embarazada, no tiene ningún tipo de derecho sobre su cuerpo. Hoy, en Irlanda, mujeres que se encuentran en medio de crisis de embarazo, mujeres de 15 años que están asustadas por haber sido víctimas de abuso sexual o amenazadas, mujeres que han sido violadas, están obligadas a llevar el producto de esas acciones. Hoy, en Irlanda, dos mujeres o niñas, están tomando píldoras abortivas todos los días de forma poca segura. Arriesgan mucho sin el apoyo médico adecuado y la amenaza de enfrentar 14 años de cárcel. Hoy, en Irlanda…”.