¿Faltar a clases? ¡Ni locos! Así les va a los papás que no llevan a sus hijos a la escuela en Alemania

El absentismo escolar es algo que se toma muy en serio del otro lado del continente, cualquier niño que se falte a clases sin un justificante médico puede ser llevado a una correccional de menores por un fin de semana, pero en Alemania, ahora son los padres los que están siendo detenidos  y sancionados, por no llevar a sus hijos a la escuela.

Y es que los precios de  las aerolíneas en temporada alta están por las nubes, han provocado que los padres lleven a sus bendiciones de vacaciones en época escolar sin el consentimiento de las escuelas y este fenómeno va a la alza. En  las últimas semanas,  alrededor de 20 familias fueron sorprendidas en el aeropuerto de Baviera y retiradas de la fila de abordar, bajo sospecha de mantener a sus hijos alejados de la escuela para tomar vacaciones más baratas.

Posteriormente, se les permitió abordar sus vuelos pero podrían enfrentar fuertes multas a su regreso, o incluso penas de prisión en el caso de alumnos con incidencia de faltas.

Haciendo tarea en avión
Germany Travel

Las autoridades escolares han dado instrucciones a la policía local,   para que lleven a cabo controles sistemáticos y así  obligar a  que los padres den una explicación del porqué  no están  llevando a sus hijos a la escuela. Por lo que los padres alemanes que saquen  a sus hijos de la escuela sin permiso durante el periodo escolar para ir de vacaciones,  se enfrentan a la reprimenda de la policía en los aeropuertos y a una multa económica.

Las multas por absentismo injustificado difieren mucho de un estado a otro, los costos pueden ser ir desde los 2,500 euros en Berlín y Brandeburgo, hasta los  10 mil euros en  Baviera, aunque en Renania del Norte-Westfalia, se cobran al menos 80 euros por cada día que un alumno falte.

Si supieran que en nuestro país los niños faltan a clases por que se les rompió la uña, les duele la panza, hace calor, se les murió el pez que tenían por mascota y mil pretextos más, seguro les da el patatuz.

oficial alemán y ninos de la mano
Getty Images

En Alemania, las escuelas son mucho más estrictas para dar  permisos de ausencia  justo antes y después de las vacaciones. El único permiso  que se otorga es por enfermedad y sólo a cambio de una receta médica. Aunque con toda esta represión, los papás llegan a conseguir recetas médicas falsas para justificar las faltas de sus hijos. ¡Pero ya los chacharon!

Si una receta médica resulta ser una cortina de humo para poder irse de vacaciones antes, eso se considera una violación de la asistencia obligatoria a la escuela y será sancionado con una multa, cuyo monto será decidido individualmente por cada estado y por cada autoridad escolar. “, Dijo Otto Bretzinger, un experto en leyes de asistencia escolar.

Policía alemana entrevistando ninos
Youtube

Desde 1919, la ley alemana  obliga a los niños a asistir regularmente a la escuela. Los niños menores de nueve años pueden ser excusados ​​más fácilmente, pero los mayores de esa edad deben recibir el consentimiento formal y  por escrito de la autoridad escolar para faltar a clases, incluso en caso de tener que asistir a un  funeral  o por enfermedad familiar.

Aunque por otro lado, un número creciente de padres alemanes, se han quejado de que el alto costo de los viajes durante las vacaciones escolares, no  les deja otra opción que buscar fechas en periodo escolar. Se estima que los precios de los vuelos, las habitaciones de hotel y otros alojamientos se incrementan entre un 8% y un 40% más en temporada alta.

Con información de: The Guardian

Comentarios