¡Hubo boda real, perdió el Liverpool y se salvó el Papa! ¿Qué tan cierto fue ese meme/profecía?

Por fin sabemos quién es el nuevo campeón de la Champions League, y quien debe estar más complacido con que el Liverpool no se haya alzado con La Orejona es el Papa Francisco… o bueno, eso según el Internet.

Desde hace un tiempo, una imagen daba vueltas por Internet; a veces aparecía en Twitter, a veces en Facebook, y otras en Whatsapp. Este meme más que dar risa mencionaba una supuesta relación extraña entre tres hechos que no podían ser más distintos: Que el Liverpool ganara la Champions, una boda en la Familia Real de Inglaterra y la muerte de un Papa. 

De acuerdo con la imagen, en 1978 el Liverpool logró ser el vencedor de la Liga de Campeones; Charles, príncipe de Gales se casó con Lady Diy el Papa Juan Pablo I falleció. En el año 2005, de nueva cuenta el Liverpool fue campeón; Charles se casó con Camilla Parker Bowles; y Juan Pablo II fue el Papa que murió.

La duda estaba en este 2018, pues el Liverpool se disputaría la final con el Real Madrid; hace unos días el Príncipe Harry se casó con Meghan Markle. Sin embargo, afortunadamente para Francisco I, o para Benedicto XVI, finalmente el Liverpool perdió. 

¿Pero qué tan cierta era esta imagen?

Aunque muchos sabemos que no debemos creernos nada de lo que aparece en Internet sin antes investigar, a algunos inocentes todavía se les va y no fueron pocos los que creyeron (aunque sea poquito) que este meme/profecía guardaba algo de verdad. Pero la realidad es otra.

El que el Papa Francisco aún pueda disfrutar de su vida en el Vaticano no tiene nada que ver con que el Liverpool tenga una coladera por portero, si nos guiamos por lo que dice la imagen, pues de un inicio la “coincidencia” de eventos tiene un pequeño error.

La imagen sugiere que el Liverpool ganó la Champions el mismo año en que Juan Pablo I murió, 1978; esto es cierto. Lo que no lo es, es que el Príncipe Charles se haya casado con Diana ese año, pues esta Boda Real sucedió en 1981. Para el resto de los hechos, la coincidencia es real.

Quizá algunos piensen que “es sólo un meme” y no debería ser tomado “con tanta seriedad”, y puede ser cierto; pero también es cierto que algunos otros son muy despistados como para andar creyendo cualquier cosa que ven en sus muros o timelines, así que confirmarlas o desmentirlas no está de más.