#Verificado2018 No, Meade no creó el primer protocolo de armas.

Durante el segundo debate presidencial, además de memes, conatos de bronca, apoditos y costales, también vimos algunos intentos de convencernos de que eran la mejor opción. Bien raro, ya que nos andábamos acostumbrando a que nomás se atacaran. Sin embargo, aunque nos quisiéramos quedar con algunas buenas cosas nomás no se nos hace.

Ahora, el encargado del show fue el candidato del PRI, José Antonio Meade que nos comprobó que en su intentona de seducir a los votantes presumiendo sus logros; nada más nos contó la mitad de la historia.

El tema de las armas, salió a colación en el show televisivo de la semana pasada. Ahí Meade presumió que a él “le tocó hacer el primer protocolo de armas, justamente, el primer protocolo de armas que se hizo el año pasado” cuando le preguntaron qué había hecho como Secretario de Hacienda para combatir esta situación.

Suena bien, ¿no? Ya tenemos un protocolo de armas, por algo se empieza. Lo malo, es que después de una investigación de #Verificado2018 nos enteramos que no hay protocolo de nada, nomás hay un memorándum que firmaron Estados Unidos y México hace unos meses.

El SAT o Sistema de Administración Tributaria o tu peor enemigo cuando tienes que hacer tu declaración, es también la institución responsable de organizar las aduanas. Entonces, es con ellos mismos con quienes se tenía que averiguar cómo andaba el protocolo de armas que tanto presumió Meade.

Después de una pregunta expresa de #Verificado2018, en el SAT confirmaron que no existe el protocolo. En su respuesta por escrito, sí confirmaron que en agosto de 2017 “se firmó el Memorándum de Entendimiento entre México y Estado Unidos en materia de inspección conjunta para el despacho aduanero”.

Además, el memorándum está reservado, así que no hay ni oportunidad de echarle un ojo.

Luego, la investigación llevó al equipo de #Verificado2018 a preguntarle directito al equipo de campaña de Pepe Meade, para saber bien cómo estaba la declaración.

Primero, el 21 de mayo, respondieron que el protocolo se llama “Aduana Impenetrable”. Sin embargo, esta es una propuesta en caso de que sea elegido presidente. Si la quieren buscar, está acá y es uno de sus “compromisos para avanzar contigo”. La cosa aquí es que, como es promesa de campaña, no cuenta como si la hubiera trabajado cuando era servidor público.

Después, en una segunda revisión, esta vez el 25 de mayo, el equipo del candidato dijo que en octubre del año pasado, “se establecieron los primeros compromisos con EE.UU. para diseñar un protocolo llamado ‘Aduana Impenetrable’ que está aún en el proceso de implementación en Nogales”.

Como nada más está firmado —y confirmado— el memorándum mencionado arriba y nada de lo que nos contaron ha aparecido en el Diario Oficial de la Federación, la segunda respuesta tampoco cuenta como oficial.

Entonces, ¿que sí ocurrió cuando Meade era secretario de Hacienda?

Además del mencionadísimo memo, en 2017 se implementó un programa de modernización que se llama Aduana Siglo XXI. Según el comunicado de prensa, esta estrategia intenta mejorar el uso de “nuevas tecnologías (…) para consolidar el despacho aduanero automatizado, así como contar con un mejor análisis de riesgo que permita ser mucho más asertivos en las revisiones y en la detección de mercancías ilegales y pasajeros de riesgo”. O sea, ni pío nada de armas.

Cuando Meade presentó el programa de Aduana Siglo XXI, señaló que sería muy eficiente para posicionar a las aduanas mexicanas como líderes a nivel mundial. También, mencionó que el país “necesita de aduanas modernas, transparentes, eficientes y seguras, que faciliten y simplifiquen los servicios”, pero nunca dijo que el control de armas sería una estrategia específica.