Secuestran a policías que escoltaban a candidata priista; corporación niega que se les haya asignado esa tarea

Aunque eran policías municipales en Tecámac, Estado de México, Freddy Téllez y Mario Adán Velázquez, tenían a su cargo la tarea de proteger a la candidata del PRI a la gubernatura local, Rocío Díaz Montoya. De acuerdo con familiares, llevaban más de 45 días realizando esa labor, hasta el pasado 16 de mayo, cuando fueron plagiados por sujetos armados mientras custodiaban a la aspirante tricolor.

De acuerdo con Reforma, los oficiales se encontraban a las afuera de una casa donde la priista tenía una reunión. En ese momento, fueron interceptados por un grupo de hombres a bordo de tres automóviles último modelo. Subieron a las víctimas a una camioneta y, desde entonces, nada se sabe de ellos.

“Él trabajaba del diario, comisionado con oficio de recuperación de vehículos, fungiendo la función de escolta de la candidata a la Presidencia, Rocío Díaz Montoya, acompañándola a todos lados. Entraba a las 9 de la mañana y no tenía hora de salida”, indica el testimonio de uno de los familiares de los dos policías plagiados, el cual ya está integrado en una denuncia por privación ilegal de la libertad realizada ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Quizás hasta aquí todo “bien”: las autoridades creyeron pertinente que, dado el nivel de violencia del proceso electoral, no estaría mal ofrecer seguridad a la candidata. Además, según lo dicho por los familiares de los oficiales, convertirse en escoltas les significaría una mejora económica… sin embargo, según reporta el diario capitalino, personal de la corporación municipal rechaza que los oficiales hayan sido asignados para ser escoltas de la candidata priista… Por otra parte, al intentar obtener información por parte del equipo de Díaz Montoya, no se tuvo respuesta.

“Ni unas palabras de aliento o algo parecido (de Rocío Díaz), esta señora no se ha presentado ante nosotros, no sé cuál sea el motivo, yo pienso que debería de darnos la cara”, reprochó Mario Vázquez, padre de Mario Adán, uno de los oficiales secuestrados.

Rocío Díaz Montoya, candidata a alcaldía de Tecámac
Foto: twitter.com/RocioDiazPRI

Según la información que se ha ofrecido a la Fiscalía mexiquense, los oficiales estacionaban sus autos particulares en la Dirección de la Policía de Tecámac. De ahí, partían para ofrecer protección a la candidata priista. Al parecer, aunque vestían de civiles, portaban sus respectivas armas de cargo, “pero traían su permiso de portación de armas (…) Al hacer esto, les iban a dar un oficio donde se iban a identificar que iban a ser escoltas de la señora candidata”, agrega el señor Vázquez.

La candidata Rocío Díaz ya fungió como alcaldesa de Tecámac, durante el periodo 2013-2015. Sólo dejó pasar una administración (la del también priista Aarón Urbina) y nuevamente se presenta por el cargo. Hasta el momento nada ha declarado sobre la desaparición de quienes se encargaban de sus seguridad.