Que mejor sí… Trump vuelve a ordenar la aplicación de aranceles contra China

En el marco de las negociaciones para lograr la desnuclearización de Corea del Norte, el pasado 21 de mayo se sentaron a platicar Estados Unidos y China para lograr un tregua en la guerra comercial que traían desde tiempo atrás.

China aceptó reducir el déficit comercial de Estados Unidos y ambos países dejaron por la paz los incrementos en las tarifas arancelarias que amenazaban con comenzar con problemas de dimensiones mundiales.

Pero al parecer, el presidente Donald Trump ya cambió de opinión.

Todavía no han pasado ni 10 días de la reunión y Trump ya ordenó imponer aumentos en las tarifas del 25% a importaciones chinas por valor de 50 mil millones de dólares.

El castigo va en contra de mercancía china que contenga “tecnología industrialmente importante”. Los impuestos se aplicarán a mercancía relacionada con el programa “Hecho en China 2025”. Será hasta el 15 de junio cuando se conocerá la lista completa de importaciones que tendrán el aumento. Así fue anunciado por la Casa Blanca.

Prácticas comerciales abusivas

Desde que comenzaron los aumentos de tarifas entre las dos potencias, el presidente Trump siempre ha considerado que existe un enorme déficit comercial de Estados Unidos con China, cosa que es evidencia de que Beijing está siendo cómplice de prácticas comerciales abusivas.

Además se anunció que el país norteamericano está planeando nuevas restricciones de inversión y controles a las exportaciones. Claro está que también continuará luchando contra China en la Organización Mundial del Comercio -OMC-.

El pasado 22 de marzo, se empezaron a dirigir las sanciones al supuesto robo de propiedad intelectual que han sufrido los estadounidenses.  Everett Eissenstat, asesor económico, señaló que los aranceles tienen como objetivo principal los sectores industriales en los que China “ha buscado obtener ventajas a través de la adquisición desleal o forzando transferencias de tecnología desde compañías estadounidenses”.

En ese momento las medidas arancelarias tenían un valor de aproximadamente 60 mil millones de dólares.

Pa’ pronto el argumento es que los chinos se han robado la tecnología de Estados Unidos y han obligado a las empresas a entregarla.

Leer: Va de nuevo: Trump impone aranceles contra China por al menos 60 mil mdd 

Se sabe que en la siguiente semana, Wilbur Ross, el secretario estadunidense de Comercio, viaje a China para continuar con las conversaciones de negociación de la guerra comercial.

 

 

Comentarios