Uber y otras plataformas digitales tendrán que obtener permisos para funcionar en Quintana Roo

Anoche durante la sesión ordinaria número 28, el Pleno del Congreso de Quintana Roo aprobó por unanimidad el dictamen elaborado por las comisiones de Comunicaciones y Transportes, y de Puntos Legislativos y Técnica Parlamentaria, mediante el cual se expide una nueva Ley de Movilidad.

¿Qué significa?

Entre otras cosas, se permitirá regular la operación de plataformas digitales de transporte como Uber.

En un comunicado, el Congreso informó que el nuevo mecanismo busca garantizar el transporte, la infraestructura, las condiciones administrativas y la prestación de servicios que tengan como objetivo principal la satisfacción del derecho humano a la movilidad.

Se creará además el Instituto de Movilidad del Estado como un organismo público descentralizado que estará dotado de autonomía técnica y de gestión, y será el responsable de la planeación, diseño, ejecución, evaluación y seguimiento de la política de movilidad. El nuevo organismo estará sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable -SEDETUS-.

Trabajo encaminado a la movilidad

El presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, diputado Mario Baeza Cruz, explicó que esta nueva ley otorga prioridad en la utilización del espacio vial a los peatones, incluyendo personas con discapacidad y personas con movilidad limitada, ciclistas, usuarios y prestadores del transporte público de pasajeros, prestadores del servicio de transporte de carga y distribución de mercancías, así como a usuarios de transporte particular automotor.

Dip. Mario Baeza Cruz
Foto: XV Legislatura

Uno de los cambios que más resaltan es la transferencia de la facultad de otorgar concesiones del servicio público de transporte del Gobernador del Estado al Director General del nuevo Instituto, lo anterior con el objetivo de que se responda a la necesidad de servicio tomando en cuenta factores estrictamente técnicos y sociales, y no a favores políticos.

Ahora para que se pueda otorgar una concesión, la solicitud debe estar sujeta a la formulación de una Declaratoria de Necesidad, misma que se expedirá el Instituto y debe contener datos estadísticos obtenidos en relación a la oferta y demanda del servicio, el tipo y características de los vehículos que se van a requerir, la exposición de las circunstancias que sustenten el incremento de concesiones, y los resultados de los estudios técnicos que justifiquen su otorgamiento.