‘Dinero bajo la mesa’, así las campañas financiadas con recursos ilegales

¿Recursos ilegales en las campañas políticas? Al menos en nuestro país: sí, de acuerdo con un estudio que presentó Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, que deja en evidencia la incidencia del financiamiento ilegal en las campañas de los candidatos.

En el estudio “Dinero bajo la Mesa. Financiamiento y Gasto Ilegal de las Campañas Políticas en México“, María Amparo Casar advirtió que los partidos políticos le entran a las campañas con recursos ilegales para cubrir todo su plan electoral y en una de esas comprar o inhibir el voto.

Todo ante un esquema de simulación, en el que por cada peso reportado por los partidos hay 15 pesos que se mueven de manera ilegal.

De ese tamaño es el problema de la corrupción en esta época electoral.

La compra del voto, el financiamiento de campañas

De acuerdo con la organización, que presentó el estudio en conferencia de prensa con su presidente María Amparo Casar y Carlos Ugalde, la fuente de estos recursos proviene del desvío de dinero público, del financiamiento privado ilegal y del crimen organizado.

Las 15 elecciones estatales realizadas en 2015 y 2016, sirvieron como conejillo de indias para llevar a cabo el análisis de este esquema.

Dinero Bajo la Mesa: financiamiento y gasto ilegal de campañas políticas en México
Dinero Bajo la Mesa: financiamiento y gasto ilegal de campañas políticas en México. Mexicanos contra la Corrupción.

Y uno de los indicadores del manejo de recursos opacos fue el aumento del dinero en efectivo en la economía de los estados en donde se celebraron las elecciones.

Según Mexicanos contra la Corrupción, datos del Banco de México arrojaron que en 2012, en medio de la campaña presidencial, el flujo de dinero en efectivo aumentó en 37 mil millones de pesos. Ya en las elecciones intermedias de 2015, el aumento fue de 28 mil millones.

Aunque con estas cifras se puede observar la magnitud del dinero que se mueve en elecciones, Mexicanos contra la Corrupción explicó que no se puede afirmar que todo ese dinero se va para las campañas políticas.

Pero el dato está ahí: como de repente, en los cuatro meses de campaña, las transacciones en efectivo aumentan “y pues sí, por eso tenemos las tarjetas Monex, estos plásticos que se entregan“, detalló Casar.

“Dinero bajo la Mesa. Financiamiento y Gasto Ilegal de las Campañas Políticas en México” incluyó entrevistas con 60 operadores y figuras políticas y de acuerdo con la información que se recabó, se encontró que cada voto —en las zonas urbanastiene un costo promedio de mil pesos.

Y, adivinen qué:

En las zonas rurales el costo del voto está en 500 pesos.

Evitar el financiamiento ilegal

Luis Carlos Ugalde, expresidente del Instituto Federal Electoral (IFE) —lo que conocemos como el INE—, advirtió que el financiamiento ilegal lo aplican todos los partidos, sin excepción alguna.

Una manera de romper con esta cadena de corrupción, sería la implementación del voto “obligatorio“, o sea, que todos los mexicanos estén obligados por ley a votar —con todo y sanción sino lo hace—, con lo cual el sistema de financiamiento ilegal se caería.

LEER: En México la compra de voto anda en un promedio de 500 pesos, pero llega hasta los 5 mil: ACFP

LEER: #Verificado2018 Usuarios ofrecen su voto en Internet a cambio de 3 mil pesitos

Y lanzó esta precisión:

Si el ciudadano está obligado a ir, porque sabe que si no lo hace recibe una multa o no puede realizar trámites oficiales, entonces el costo se traslada del partido a la sociedad, y esto descarga una fuente importante de contratar taxis para movilizar votantes“.

Así las cosas a casi un mes del 1 de julio.

Comentarios