Chiquitos pero picosos: México es el país con jugadores más chaparritos del Grupo F

Si esto fuera una competencia de altura, México tendría asegurado su lugar en la gayola. Resulta que en el teatro de los gigantes, el TRI juega a ser pulgarcito, una diminuta réplica de los colosos que lo acompañan en el Grupo F del Mundial de Rusia 2018. Se trata de un pigmeo entre cíclopes.

Alemania por ejemplo mira desde las cielos a sus oponentes, su promedio de altura roza el cielo,  alcanzando 1.86m. Sin embargo dentro de este mismo ejercito de titanes, unos  como Leon Goretzka o Niklas Süle tocan las nubes con su 1.89m, y 1.95 respectivamente. Sí, son Gullivers junto a una selección como la mexicana, que apenas alcanza la estatura promedia de un duende, 1.79m.

Foto: Getty Images

Suecia también mira al TRI como quien mira a unos gnomos. Por ejemplo, mientras el arquero Robin Olsen mide 1.98m, el “Goliat Azteca”, Edson Álvarez alcanza el 1.90m. Son 8 centímetros de diferencia. Un abismo en un salto, un cabezazo en el área.

A diferencia de Edson, Javier Aquino necesitaría una escalera para cubrir por ejemplo al delantero coreano Kim Shin Wook, el jugador de los Tigres de la UANL  sufre de vértigo, al medir 1.78m, mientras que la “garrocha” asiática mide 1.98m, y además ha sido un hombre recurrente en la alineación de Shin Tae-yong, pues ha tenido actividad en cinco de los últimos seis compromisos de su escuadra.

Foto: Getty Images

Pero como el futbol tiene innumerables caminos secretos, podría ser, que en la isla del gigante, el diminuto competidor azteca se levante en armas, y llegue el día que derrote al gigantón.

Hagan Fila

México tiene el promedio más bajo del sector F de Rusia 2018, con 1.79 metros. Alemania tiene 1.86m, Suecia 1.85m y Corea del Sur 1.81m.

*Con datos del periódico Reforma