¡Zás! Karime Macías desvió 415 mdp en empresas fantasmas

El día de ayer, Miguel Ángel Yunes, gobernador de Veracruz, dio a conocer que Karime Macías andaba de rol por Inglaterra, sin embargo, en la primer entrega de la investigación de Animal Político sobre los desvíos de recursos de Macías, ahora sabemos que la esposa de Duarte al frente del DIF entregó más de 415 millones de pesos en contratos con empresas fantasma.

Los datos de la investigación resaltan que entre 2011 y 2016, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Veracruz, que Karina Macías presidía de manera honoraria, cuadruplicó el monto de los 112 millones de pesos desviados —dato que dejó a la Fiscalía de Veracruz presentar una orden de detención en contra de Macías—.

Así pues, además de las críticas y acusaciones, sabemos que Karime Macías es acusada de desviar ese dinero a seis empresas fantasma, por productos y servicios que NO se entregaron.

Karime Macías DIF desvío de recursos
Foto: Cuartoscuro.

La información fue obtenida a través de solicitudes de acceso a la información, enviadas a distintas dependencias de Veracruz por Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

La investigación

Valeria Durán, reportera de MCCI, y Arturo Ángel, de Animal Político, se dieron a la tarea de armar esta investigación y documentar el caso de desvío de recursos de Macías, -el DIF de Veracruz entregó los 415 millones 78 mil 432 pesos en contratos con 33 empresas fachada-.

Pero en realidad, esta red de empresas fantasmas estaba integrada por 400, asunto que será tratado en las próximas entregas. A este grupo de 400 empresas pertenecen las 33 empresas fachada que sirvieron para presuntamente desviar recursos del DIF-Veracruz.

Entre esas compañías se encuentran las seis que la Fiscalía de Veracruz identificó para pedir la orden de aprehensión contra la esposa de Javidú:

Grupo Balcano SA de CV ; Prefraco SA de CV; Abastecedora Romcru SA de CV; Centro de Recursos de Negocios CERENE SA de CV; Ravsan Servicios Múltiples SA de CV; y ANZARA.

Estas empresas son legalmente constituidas pero que carecen de los recursos humanos y materiales para proporcionar cualquier servicio, más allá de emitir una factura.

De las 33 empresas que recibieron dinero del DIF el SAT ya investigó a 19 y concluyó, en definitiva, que eran empresas inexistentes que simulaban operaciones.

Sin embargo, aunque el nombre de la mujer de “sí merezco abundancia” no aparece en ninguno de los contratos firmados —ya que el puesto de la presidente del DIF es honorífico—, la investigación de la Fiscalía General de Veracruz consignada a un juez señala que Macías ordenaba y coordinaba los pagos a las empresas fantasma para desviar los recursos públicos de Veracruz.

Los contratos

Los montos otorgados a estas empresas fueron de mayor a menor.

En 2011, el DIF le dio a este grupo de empresas 159 millones 527 mil pesos.

Para 2012, el monto fue de 110 millones 737 mil pesos y en 2013 bajaron a 43 millones 633 mil pesos.

Peeeeero, en 2014 los recursos repuntaron a 92 millones 918 mil pesos.

Los totales más bajos se otorgaron en los años 2015 y 2016, con 3 millones 261 mil pesos y 5 millones de pesos, respectivamente.

En total el DIF Veracruz firmó 119 contratos con las empresas fantasma.

El monto mayor se dio a Maedason SA de CV, que había sido reportada por el SAT como inexistente desde el primero de octubre de 2016. A esta compañía le dio más 42 millones 112 mil pesos por concepto de compra de picos, palas, triciclos de carga, chamarras, impermeables y materiales e insumos para estéticas.

Con la empresa Solución Legarc SA de CV, el DIF firmó 6 contratos por más de 38 millones de pesos, entre los que destacan las compras de “juguetes para niños de escasos recursos de 211 municipios”.

Comergut, boletinada como inexistente y simuladora de operaciones por el SAT en 2016, fue la tercera con el mayor monto en contratos y fue favorecida con más de 24 millones de pesos -contratos que suponían la compra de regalos para el día de las madres, máquinas y juguetes —¿cómo ven?—.

Y eso no es todo, los supuestos accionistas de las compañías son en realidad prestanombres, en muchos casos personas de bajos recursos y algunos militantes del PRI, no tienen ningún perfil empresarial ni propiedades.

LEER: Yunes publica fotografías de Karime Macías en Londres

LEER: Karime Macías olvida a hijo en graciosa huida, luego de ser encontrada por reportero de Televisa

Además, para sacar el dinero, el DIF simuló procesos legales de contratación con la modalidad de “licitaciones simplificadas”, en donde invitaba de 3 a 5 empresas, todas fantasmas, claro que sí, y todas pertenecían a la misma red de corrupción.

Productos y servicios fantasma

Para justificar los tratos con esta empresas el DIF justificaba con todo: desde sillas de ruedas para personas de la tercera edad hasta juguetes para niños de escasos recursos, impermeables, chamarras, sanitarios ecológicos, botiquines y medicinas.

El problema es que hasta hoy, no hay evidencia legal de que estos productos hayan sido entregados a quienes lo necesitaban.

Estos pagos sucedieron bajo el control de Karime Macías al frente del DIF, pero con distintos funcionarios a cargo de la dirección de Finanzas de esta dependencia.

Primero fue con Antonio Tarek Abdalá quien estuvo en el cargo desde el arranque de dicha administración hasta febrero de 2012, cuando fue promovido como tesorero de la Secretaría de Finanzas del estado.

Después Astrid Elías Mansur fue la directora de finanzas en el que quedó de 2012,

En 2013 Miguel Ángel Ortíz Romero asumió puesto.

Para coronar esta historia de impunidad, el DIF de Veracruz fue la primera de nueve dependencias del gobierno de Javidú por las que se entregaron miles de millones de pesos a la misma red de empresas fantasma.

Los datos vienen en las próximas entregas de esta investigación.

**Foto de portada: Cuartoscuro.

Comentarios