¡Es oficial! Trump impone aranceles al acero y aluminio de México

Lo que el gobierno federal temía: el equipo de Donal Trump hizo oficial la imposición de aranceles al aluminio y acero de México, Canadá y Europa.

Esta mañana, Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, anunció que la administración de Trump impondría aranceles —impuestos— a las importaciones de estos productos tanto de México como Canadá y la Unión Europea a partir de este viernes 1 de junio.

Los países americanos tendrán que afrontar el impuesto del 25% a sus ventas de acero y del 10% al aluminio, ante una negociación del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) que nada más no se logra.

Ante esta decisión, el gobierno mexicano dijo que tomará medidas en contra de esta decisión.

En un breve comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), al mando de Luis Videgaray, dijo que tomará cartas en este asunto ya de por sí complicado y México responderá con “medidas equivalentes” aplicadas a productos como el acero plano, lámparas, embutidos, piernas y paletas de puerco, preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos.

Mientras, la Unión Europea anunciará en las próximas horas qué plan aplicará contra estas medidas. Así que por lo pronto, México no se queda solo en el embate de Trump.

Todo comenzó así

Pues con la novedad que muy probablemente hoy Donald Trump establezca que, siempre sí, en Estados Unidos se paguen aranceles a las importaciones de aluminio y acero. No sólo de productos provenientes de México, también Canadá y la Unión Europea (UE). ¿Por qué el cambio de decisión? Según se ve, como forma de presión… a ver si ya van aflojando en los acuerdos comerciales, reveló The Washington Post.

De acuerdo con el medio estadounidense, tres fuentes le corrieron el pitazo de que Trump ha decidido ir con su guerra comercial más en serio, esto debido a que se siente un poquito “frustrado” porque sus socios comerciales nomás no hacen lo que él quiere. Así, por no aceptar las demandas del republicano, éste ha decidido que “los aranceles a la importación podrían entrar en vigor tan pronto como este viernes”.

Estados Unidos excluye a México y Canadá de arancel
Foto: Chip Somodevilla/Getty Images

Además de ser vista como una decisión para escalar la guerra comercial que desde hace unas semanas el mandatario tiene ganas de hacer más interesante, The Washington Post sugiere que la imposición de aranceles es también una forma de ir calando a sus adversarios. A ver qué represalias pueden ser capaces de tomar México, Canadá y la UE, siendo que estos han amenazado con levantar impuestos a ciertos productos estadounidenses. Trump tiene ganas de ver a cuáles.

Y no olviden al posible arancel a vehículos importados

Con la previsión de que sean impuestos estos aranceles, también queda pendiente la propuesta de establecer impuestos a la importación de productos automotrices. Recordemos que hace unos días, medios de Estados Unidos confirmaron que Trump solicitó al Departamento de Comercio un análisis para conocer la viabilidad de este arancel… bueno, ya ni la viabilidad: de una vez determinar el impacto de las importaciones automotrices en “la seguridad nacional estadounidense”. Así, ya se comienza a hablar de un arancel de 25% a las importaciones de automóviles (así como de autopartes).

“Pronto habrá grandes noticias para los grandes trabajadores automotrices estadounidenses. Después de muchas décadas de perder sus empleos que fueron a otros países, ¡ya han esperado lo suficiente!”, escribió Trump en Twitter antes de advertir que, en lo relativo a las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio, Estados Unidos serán los que salgan mejor parados: “en el TLCAN ha sido muy difícil tratar con México. Ha sido muy difícil tratar con Canadá (…) pero les diré que al final nosotros ganaremos”.

Pero, regresando con el arancel a los aceros, The Washington Post prevé que, si éste tiene un impacto inmediato, será Canadá el principal país afectado, siendo que es el principal proveedor de acero a Estados Unidos. No es la primera vez que Trump hace como que sí va en serio el arancel… nomás que ya ha sido persuadido en tres ocasiones.