Aún duele: El día que Luis Hernández y Raúl Rodrigo Lara la regaron contra Alemania

Errores que matan. La Selección de México y su eterna eutanasia. Esa aventura imposible de intentar llegar al quinto partido, el futbol es tan cruel con México como este lo fue en el momento que Luis Hernández y Raúl Rodrigo Lara, le hicieron un desplante a la invencible Alemania. Era Francia 98, y la selección azteca que había sorprendido a la galaxia entera con su futbol y la pelota, se olvidó de la redonda en el momento crucial de los octavos de final de aquel Mundial.

La hipótesis del exjugador inglés Gary Lineker, nunca fue tan cierta como ese día: “El fútbol es un juego simple: 22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos y al final los alemanes siempre ganan”.

El día que Luis Hernández y Raúl Rodrigo Lara la regaron contra Alemania

Foto: Mexsport

La Selección Mexicana se lanzó al ataque desde el primer minuto, el toque de corneta lo lanzó Luis Hernández, que adelantó a México en el minuto 02 del segundo tiempo, sin embargo ese terror insuperable de los aztecas en el futbol hizo que el “Matador” Hernández, fallará en el momento crucial, su disparo dentro del área chica fue un pase a las manos del arquero Andreas Köpke. Bien dicen que: “Los goles que no metas tu, los meterá el contrario”, y vaya que Alemania no falla.

El dominio alemán comenzó y el técnico, Manuel Lapuente, improvisó con Raúl Rodrigo Lara como central, echando el equipo para atrás, pero justo por ahí terminó fallando el equipo. Llegó la primera desdicha de Raúl Rodrigo Lara. Lara se enredó con la bola entre las piernas y se la puso en bandeja de plata a Klinsmann, que igualó el marcador al minuto 74, cuando los mexicanos tenían controlado todo. Deshidratado Raúl Rodrigo por esa pifia, lo que siguió fue el drama total.

El día que Luis Hernández y Raúl Rodrigo Lara la regaron contra Alemania
Foto: Getty Images

A cuatro minutos del final del partido, Oliver Bierhoff aprovechó un raro despiste de Claudio Suárez y se le adelantó a Lara para darle con martillo a la pelota. Y así , de la nada, o por un destino implacable, México paso del asombro con Luis Hernández, a la tristeza con Raúl Rodrigo Lara, en apenas 15 minutos, nada ,en una partido de 90 largos minutos.

Reglas del buen viajero Rusia

Estamos hablando de:

Rusia 2018