¡Increíble, salió vivo! Piloto del Moto GP salió disparado a 355 kilómetros por hora

Verdaderos momentos de angustia se vivieron en la sesión de prácticas libres de la sexta fecha del Moto GP. A lo largo de la temporada no hubo necesidad de usar la bandera roja hasta hoy, cuando el piloto probador de la escudería Michele Pirro salió disparado de su moto a más de 350 kilómetros por hora.

El piloto italiano fue atendido de inmediato en el lugar y por temor a que se encontrara sin vida, su cuerpo fue tapado por el personal de pista mientras recibía la atención médica. La organización del GP Moto prohíbe la difusión de imágenes y videos de los accidentes hasta que se conozca el estado de salud de los pilotos.

EL PARTE MÉDICO

Por la forma en la que cayó y la velocidad a la que iba se esperaban noticias desalentadoras, pero poco después los médicos indicaron que Pirro se encontraba en buen estado, consciente, podía mover tanto piernas como manos, además que era capaz de reconocer gente. El piloto sólo no podía recordar nada del momento de su accidente.

Pirro salió disparado justo al momento de tomar el punto de máxima velocidad del circuito de Mugello, a 355 kilómetros por hora y fue atendido en la clínica del mismo circuito y después fue trasladado a un hospital en ambulancia.

Ya una vez atendido en el hospital, Pirro publicó una fotografía en su cuenta de Facebook, en la que confirmó su buen estado de salud.

 

Reglas del buen viajero Rusia