¡Toma eso, Trump! Carlos Santana interpreta el himno de EU en el segundo juego de las finales de la NBA

En tiempos en los que las políticas migratorias de Donald Trump persiguen a los mexicanos y a los deportistas que protestan durante el himno de Estados Unidos (sobre todo en la NFL) debemos destacar lo que ha hecho Carlos Santana previo al segundo partido de las finales de la NBA.

El guitarrista mexicano fue invitado por los Warriors de Golden State para interpretar el himno estadounidense sobre la duela del Oracle Arena y lo hizo bastante bien.

Con 70 años y cada día con menos cabello en el techo, el originario de Autlán, Jalisco, le imprimió un toque bastante atractivo al himno estadounidense con ese estilo latino que siempre le ha caracterizado en las seis cuerdas, que se combinaron con Cindy Blackman, su pareja, al mando de la batería.

En general, Santana, quien vive desde hace un rato en California, salió bien librado a tal punto que las cámaras de televisión mostraron a Klay Thompson, jugador de los Warriors, entrando en ritmo como buen amante del rock.

Si los Lakers pueden presumir que Flea, bajista de los Red Hot Chili Peppers, suele presentarse de forma constante a interpretar el himno estadounidense, ahora los Warriors pueden hacerle frente a la franquicia angelina con este tapatío que no le tiene nada que pedirle a cualquier otro guitarro.

No es la primera vez que vemos a Santana y Cindy Blackman en el Oracle Arena. En 2015  fueron invitados al segundo juego de los Warriors, que justamente también enfrentaban a los Cavaliers en las finales de la NBA y lograron el título. ¿Coincidencia, destino o cábala?

El tapatío no ha estado tan alejado del contexto deportivo, pues en 2014 interpretó el tema oficial del Mundial de Brasil durante la clausura del evento en Río de Janeiro (él sí llegó a la final, mientras que el Tri se quedó en octavos de final, otra vez 🙄).

Un año más tarde lo disfrutamos en el cuarto juego de la Serie Mundial que enfrentó a los Gigantes de San Francisco y los Royals de Kansas City con la interpretación del himno. En esa ocasión estuvo acompañado de su hijo Salvador en el teclado, lo que dio como resultado una versión bastante armónica.

Reglas del buen viajero Rusia