Meade avaló proyecto de Odebrecht que representó a Pemex pérdidas por casi 2 mmdp

Pues de verdad que sí es bastante despistado ese José Antonio Meade. Primero, ni cuenta se dio del saqueo que se hizo desde Sedesol con la “Estafa Maestra” (porque así ya estaba cuando llegó). Ahora, se da a conocer que por sus manos pasó un proyecto de Odebrecht que perjudicó a Pemex cuantiosamente y, ni por revisarlo ni por los señalamientos de compañeros, dejó de otorgar su aval.

De acuerdo con Proceso, como titular de la Secretaría de Energía, José Antonio Meade dio su visto bueno a un contrato “amañado” con el que se beneficio a la empresa Braskem, filial de la muy señalado brasileña Odebrecht. Para manchar más el papel que el ahora candidato presidencial del PRI tuvo en el desfavorecedor acuerdo para Pemex, se indica que, en una sesión, tres integrantes del consejo administrativo de la paraestatal le indicaron de las irregularidades del contrato y de los daños que podría provocar a las finanzas de la empresa… sin embargo, Meade hizo caso omiso y dijo “venga”.

Resultado: el proyecto para el suministro de etano y que obligará a Pemex a comprar gas en el extranjero por los próximos 18 años ya dejó daños por cerca de 2 mil millones de pesos.

José Antonio Meade
Foto: Proceso/ Octavio Gómez

Sobre el proyecto en 2011, en una sesión encabezada por José Antonio Meade en su papel de secretario de Energía del gobierno de Felipe Calderón, Aristegui Noticias indica que éste (el proyecto) también incluyó la construcción de una planta 100% privada para la producción de polietileno. El acuerdo finalmente fue firmado el 6 de enero de 2016 mediante un decreto firmado por Enrique Peña Nieto.

Sólo fueron necesarios 10 meses para ver los desastrosos resultados: con la operación de Etileno XXI (parte de Braskem), Pemex tuvo pérdidas millonarias ya que se vendió etano a un precio más bajo que el que cuesta entregarlo. Además, dejó sin el gas a sus propias plantas procesadoras de etileno. ¿No lo vieron venir? Bueno, Los consejeros Héctor Moreira Rodríguez y Rogelio Gasca Neri durante la sesión en la que pone énfasis la investigación de MéxicoLeaks sí previeron y dieron aviso.

Foto: Reuters

“Pemex va a estar importando gas y crudo para venderlos con un 20% o un 30% de descuento”, señaló Gasca Neri, sugiriendo que “dadas las inevitables consecuencias para PPQ, se debe de suspender el proyecto hasta que se discuta en el CA de Pemex y se apruebe explícitamente”.

Por su parte, Moreira Rodríguez indicó que el proyecto Braskem-Odebrecht NO se presentó al Consejo de Administración de Pemex, ni se había discutido a largo plazo, pese a que las implicaciones eran de alto impacto. Aristegui Noticias realza que en el documento que entregó Moreira Rodríguez consta tal cual un “NO”, intentando expresar el grado de protesta.

¿Y entonces qué pasó? José Antonio Meade conoció las advertencias, pero indicó que el proceso para otorgar el contrato a Braskem “se había cumplido con cabalidad”. Así que, no había motivo para que no otorgara su aval. Esto mientras por atrás Odebrecht iba tejiendo la trama de sobornos por las que ahora el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, está en la mira.