‘Soy un gran defensor del #MeToo’: Woody Allen habla sobre acusaciones sexuales

Woody Allen ha sido considerado por muchos como un genio del séptimo arte. Con más de 50 años de carrera y un sinfín de filmes que lo respaldan como uno de los cineastas más prolíficos y originales de la industria, no cabría duda que un término como “genio”, encaja a la perfección con él. Sin embargo, siempre hay espacio para la duda y los gustos personales.

Entre que es un genio o no, también existe la duda si es un acosador sexual como se le ha señalado en los últimos meses después de que su hija adoptiva, Dylan Farrow, lo acusara hace unos años, y con mayor fuerza  a finales de 2017, de haber abusado sexualmente de ella cuando era una niña. ¿También en este aspecto hay cabida para la duda?

Cuando se destapó todo el escándalo sexual del productor Harvey Weinstein, la industria del entretenimiento, sin miedo y respaldado por varios movimientos como el Time’s Up y el #MeToo, comenzó a señalar a distintas figuras de haber perpetrado crímenes sexuales que iban desde el abuso de poder, acoso sexual, hasta la violación. El último de una larga lista fue el actor Morgan Freeman, quien como muchos de ellos, ha negado todas las acusaciones.  

Entre ellos también está Allen, quien ha recibido el apoyo de algunos actores como Diane Keaton, Alec Baldwin y Penélope Cruz, mientras otros le han dado la espalda como Timothée Chalamet, Ellen Page y Rebecca Hall. Su hijo adoptivo con la actriz Mia Farrow, Moses, lo ha defendido y ha dicho que su mamá convenció a su hermana de atacar al director por razones personales derivadas de una extraña relación entre ellos que duró 12 años.

Ahora, después de que Amazon Studios decidiera guardar la película A Rainy Day In New York por las acusaciones en su contra, el director habló sobre el caso. En una entrevista con el periodista argentino, Jorge Lanata para Periodismo Para Todos, el director habló sobre su reputación:

Soy un gran defensor del movimiento #MeToo. Me da gusto cuando descubren que alguien ha estado acosando a hombres y mujeres inocentes, pero me parece bueno que los exhiban. Pero yo debería ser la imagen del movimiento #MeToo. He trabajado en el cine por más de 50 años. He trabajado con cientos de actrices y ninguna –grandes estrellas, famosas, o que empiezan– han sugerido alguna conducta inapropiada de mi parte”.

La primera vez que se insinuó que el director abusó de su hija, fue en 1992 cuando Mia y él se divorciaron y buscaron la custodia de sus hijos. Lo de Dylan “es algo que fue estudiado y cerrado hace 25 años por las autoridades y todos llegaron a la conclusión de que no era cierto. Ese fue el fin y yo seguí adelante con mi familia. Traerlo de vuelta, es horrible acusar a una persona. Soy un hombre de familia con hijos. Por supuesto me molesta”.

También dijo que le molesta el hecho de que lo incluyan en la misma lista que Weinstein porque al productor lo han acusado más de 100 mujeres mientras a él lo señalan por un caso que se ha comprobado no fue verdad. “Lo que me molesta es que me vinculen con ellos. Con personas que han sido señaladas por 20, 50, 100 mujeres de abuso. Y a mí, que he sido acusado por una mujer en un caso de custodia que ha sido cerrado y comprobado que no fue verdad, me relacionan a esas personas”.

El futuro de A Rainy Day In New York todavía es incierto. La película se preparó para estrenarse en el otoño de 2018, pero Amazon Studios se puso serio con las acusaciones y anunció que tal vez, sólo tal vez, no la distribuiría. Esta cinta está protagonizada por Chalamet, Elle Fanning, Selena Gomez, Jude Law, Diego Luna y Rebecca Hall. Su último filme, Wonder Wheel, no fue tan exitosa como muchos esperaban. 

Comentarios