Y porque nadie lo pidió… Mikel Arriola se sometió a prueba del polígrafo, reta a Barrales y Sheinbaum

En un acto desesperado para obtener la simpatía del electorado, el candidato del PRI a la jefatura de la CDMX, Mikel Arriola, se sometió a la prueba del polígrafo. Claro… cuestionándose él solito sobre su situación patrimonial, ejercicio de cargos públicos y consumo de drogas.

“¡Siempre he dicho que no tengo nada que esconder y hoy fue el día de demostrarlo!”, fue el mensaje que compartió en redes para avisar a sus fans que estaba a punto de someterse a la prueba del detector de mentiras. De acuerdo con el exdirector del IMSS, se sometió a ésta, ya que “los capitalinos merecen saber si los candidatos se conducen con la verdad”.

¿Quién le escogió las preguntas?, ¿cuántas horas duró el interrogatorio y a qué niveles de presión se le llegó a someter para sacarle la sopa? Es lo que quizás se preguntó la escritora Sabina Berman, quien en redes cuestionó el desempeño de Mikel Arriola como director del IMSS. “Hace año y medio @mikelarreola separaba 550 mdp para renovar los derruidos teatros del IMSS, construidos con el sudor de nuestros trabajadores. ¿Dónde quedaron esos millones? Ni un centavo llegó a los teatros”, escribió Berman en su cuenta Twitter…

Pues no sabemos si lo anterior se le autocuestionó Mikel Arriola durante su prueba. Lo que sí sabemos es que retó a sus adversarias en la contienda electoral, Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales a pasarle por el polígrafo…

De acuerdo con el candidato priista, Barrales ha señalado que “es una pérdida de tiempo” someterse a dicha prueba. Aunque a él le gustaría que así se pueda revelar la verdad sobre el patrimonio de la perredista. En lo que respecta a Sheinbaum, Mikel Arriola no quita el dedo del renglón y desea preguntarle si en los últimos meses le ha echado orégano al pozole… si ha probado alguna droga, pues (y que se la recomiende).

Mikel Arriola, precandidato del PRI al gobierno de la CDMX
Foto: Facebook

Efectivamente, Arriola consiguió su propósito y creó la campaña más sin chiste y conservadora de este proceso electoral. En fin, además de saber si la exdelegada de Tlalpan ha tenido que echarse manzanilla en los ojos, Mikel Arriola también indicó que quiere que Sheinbaum aclare si cobró algún ingreso de manera indebida como investigadora. Él asegura que tiene registros de que así fue… entonces, quién sabe por qué no ha actuado ante las autoridades correspondientes.

Por si están con el pendiente, los resultados de la autocomplaciente prueba (consistente en únicamente en ocho preguntitas, según mencionó e propio candidato) le serán entregados al candidato priista en 24 horas. Los encargados de realizar la prueba fueron los especialistas del Instituto Latinoamericano de Poligrafía.