“Comenzó el muro”, anuncia Donald Trump; acusa a demócratas de separación de familias

Aunque con su mandato llegó la ola de mala leche contra los inmigrantes y sus condiciones para dar visto bueno a una legislación fronteriza rayan en lo inconcebible, Donald Trump echó la bolita a legisladores de la separación de familias de migrantes. Y ya, de pasadita, también aprovechó para anunciar la construcción del muro.

En sus acostumbrados tuitazos mañaneros, Trump reprochó que el ala demócrata es la culpable de la separación de familias en la frontera. Los demócratas, según acusa el presidente de estados Unidos, aprobaron una mala legislación en materia de migración que urge cambiar. Sin embargo, agregó, ni siendo oposición pueden “actuar juntos”.

No es la primera vez que Trump denuesta a las leyes migratorias de Estados Unidos. De hecho, fue una de las marcas de la casa de su camino a la Casa Blanca. Claro, también en el tema entra la construcción del muro fronterizo, quizás su principal promesa de campaña en 2016. Ideal, según él, para frenar el flujo de indocumentados hacia territorio estadounidense.

Apenas la semana pasada, en un evento realizado en las tierras donde pereció el Rey Elvis Presley (o sea, en Tennessee), Donald Trump volvió a asegurar que el gobierno mexicano se encargará de pagar por la construcción del muro fronterizo… y no sólo eso: “disfrutará hacerlo”.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Foto: Scott Morgan/Reuters

“No quiero causar un problema, pero al final México pagará por el muro (…) no está haciendo absolutamente nada por detener a las personas que cruzan desde México, Honduras y otros países. No están haciendo nada por ayudarnos. Van a pagar por el muro y van a disfrutarlo”, señaló Donald Trump para emoción de sus simpatizantes.

Ante tan sucia insinuación (que seguro le puso la piel chinita), el presidente Enrique Peña Nieto respondió de inmediato (vía Twitter, pues para que el exótico republicano si lo viera) que México nunca, never de limón la nieve, pagará por las fre#$%&eras que anduvo prometiendo en campaña: “Presidente @realDonaldTrump: NO. México NUNCA pagará por un muro. Ni ahora, ni nunca. Atentamente, México (todos nosotros)”.

Al pronunciamiento de EPN contra la erótica construcción del muro se sumaron los candidatos presidenciales Ricardo Anaya y José Antonio Meade. Ya saben, reiterando su indignación, pidiendo respeto y asegurando que cuando sean presidentes va a ver (Trump) lo que es negociar. Es decir, lo miso que dijeron en el segundo debate preZZzzzzidencial.

Comentarios