¿Por qué el futbol se ha convertido en una religión en México?

Dicen que D10S es redondo, que pesa entre 400 y 450 gramos, y es milagroso. Viaja a la velocidad de la luz, y además es perfecto. Enmudece y abre la boca cada que se le antoja detener el tiempo en una inmensa red. El Futbol es un templo misterioso, supersticioso y encuentra en cada aficionado una distinta manera de rezar. ¿Por qué el futbol se ha convertido en una religión en México?

Será que este deporte pagano es una caldera de emociones. Alguna vez dijo Pelé que el futbol era una religión y el balón era su D10S. El escritor Juan Villoro fue más allá: “Los jugadores son apóstoles, los árbitros ángeles del infierno investidos del poder de quebrar la esperanza o desatar una vanidosa crueldad”.

Foto: Mexsport

El futbol lo es y lo tiene todo. Tiene memoria, amigos, duda, fe, silencio, razones, locura y deseo. Creyentes e incrédulos, esos que juran que nunca verán un partido de futbol, pero que viven deseosos de entender el delirio de los fieles.

Un delirio que envuelve los sentimientos revolucionarios de un país que encuentra en el futbol su segunda religión después de la Virgen de Guadalupe. Porque cada 4 años, y a pesar del pesimismo nacional, cada uno de los mexicanos se envuelven en la bandera esperando un milagro de verdad. Sea un golecito, un atajadón o el oasis imposible del quinto partido.

¿Por qué el futbol se ha convertido en una religión en México?
Foto: Mexsport

“El futbol es la única religión que no tiene ateos” escribió Eduardo Galeano en su fantástico libro, El futbol a sol y sombra”. “¿Y en qué se parece el fútbol a Dios?, En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales.

Y sin embargo todos miran un partido de la selección de México, intelectuales y creyentes, y a pesar de sus pesares, todos le rezan a su santo, encomiendan su fe al balón para que entre en la portería contraria y no en la de México, y ponen el grito en el cielo, si algo no sale tan bien.

Futbol y religión
Foto: Mexsport

Por eso el futbol se ha vuelto una religión en México, un deporte que le da mas de cien motivos al aficionado para no cortarse las venas, mas de cien mentiras dentro de 90 minutos. Eso da el futbol, caprichos, penales inventados, goles imposibles, tácticas que se marchitaron, fracasos en mundiales que ya olvidamos, fantasía, y justicia, venganzas pagadas, deudas impagables, y una pelota que juega con nuestras emociones mientras se canta un gol.

Reglas del buen viajero Rusia 

Comentarios