Hoy en las antipromesas: Holanda, la potencia que terminó por decepcionar

El Mundial de Rusia 2018 era la oportunidad que esperaban los holandeses para reponer su camino, ya que después de quedar fuera de la Euro 2016 y venir de una racha sumamente mala, necesitaban de una competencia de este calibre para demostrarle al mundo de qué estaban hechos, pero lamentablemente todo se les vino abajo, pues ni sus estrellas como lo es Arjen Roben o Wesley Sneijder pudieron librarlos de una debacle que no había alcanzado su punto más bajo.

Holanda siempre ha sido considerada como una potencia por la calidad de futbol que manejan; tienen delanteros letales, ¡de miedo! que ponían a temblar a los arqueros cuando se acercaban al arco, mediocampistas que distribuyen el balón de tal forma, que en ocasiones era imposible predecir sus movimientos; defensores que eran una muralla a la hora de defender y un arquero que era garantía bajo los tres palos, pues difícilmente les podían marcar algún gol, pero entonces ¿qué pasó?

El origen del mal

Para muchos puede no significar la gran cosa, pero desde el momento en el que Robben se lanzó el clavado en el mundial de Brasil 2014, las cosas les comenzaron a salir mal, pues toda una nación se unió en un mismo deseo de ver a los holandeses caer, pues nos habían robado nuestro pase al tan ansiado 5o partido y fue algo que luego de casi cuatro años, nos sigue doliendo como si hubiera sido ayer.

Desde ese momento, la Selección de Holanda no volvió a marcar un gol en tiempo regular, pues en su duelo de cuartos de final y semi finales, empataron a 0 con Costa Rica y Argentina respectivamente, ganando el primer duelo por la via de los penales con marcador de 4-3 y contra Argentina, por la misma vía, perdieron por un marcador de 4-2, marcando el inicio de una maldición mexicana que no iba a parar ahí.

La venganza

Terminado el mundial, México sostendría un duelo amistoso contra los holandeses, con la pequeña diferencia de que se jugaba en su casa, en el Amsterdam Arena y con el nuevo integrante del cuadro azteca, Carlos Vela, quien había rechazado en infinidad de veces venir a la selección pero que luego del mundial parecía un ángel lo había iluminado.

De la mano de Vela, gracias a un doblete que marcó en ese encuentro, la Selección de México obtuvo su venganza luego de unas semanas por un marcador de 2-3, donde pudimos regocijarnos con la victoria, aunque no nos jugábamos otra cosa más que el orgullo, pues la oportunidad de convertirnos en los monarcas del mundo ya había pasado. Javier Hernández colocó el tercero para México; por Holanda Sneijder y Blind descontaron para acercarse en el marcador.

Fracaso rotundo para la EURO 2016

Tras una serie de juegos amistosos, Holanda volvía a la acción en un torneo internacional. No se trataba de otro más que la Euro 2016, torneo que reúne a las potencias de Europa para batirse en duelo unas con otras para definir a un campeón absoluto del continente. Los holandeses se encontraban en el Grupo A, donde enfrentarían a rivales como República Checa, Islandia, Turquía, Kazajstan y Letonia; uno al ver ese grupo de primera instancia se pensaría que lo terminarían como líderes, sin mayor complicación, pero no fue así.

Con una marca de cuatro victorias, un empate y cinco derrotas, Holanda terminó como 4º de grupo, alejándose de toda posibilidad de clasificarse a la Euro 2016, pues ni para clasificarse como uno de los mejores terceros lugares les alcanzó, ya que con sólo 13 puntos, no les alcanzaba para nada. Estaban prácticamente eliminados desde el juego 7, donde perdieron 0-1 contra Islandia, en su casa; luego visitaron a Turquía donde perdieron 3-0; ganaron de milagro en Kazajstan 1-2, pero cerraron contra los líderes República Checa, los cuales en ambos enfrentamientos, le ganaron a la ‘Naranja Mecánica’; el primero 2-1 en República Checa y el segundo 2-3 en Holanda. Su declive era un hecho e iba en picada.

La última esperanza: Rusia 2018

Corría Septiembre del 2016, unos meses después de culminada la Euro de ese mismo año y arrancaron las fases clasificatorias para el Mundial de Rusia 2018, donde Holanda fue colocada como cabeza de serie en el grupo A, donde junto a Francia, Suecia, Bielorrusia, Luxemburgo y Bulgaria, empezaba una disputa por conseguir un boleto al torneo más importante del mundo, en cuanto a futbol se refiere.

El formato era el mismo que como fue en la Euro, se jugaba contra cada rival en dos ocasiones y los dos primeros de cada grupo son los que se clasificaban. En su primer partido visitó a Suecia, empatando 1 a 1. Posteriormente ganó a Bielorrusia 4 a 1; perdió de local contra Francia y ganó a Luxemburgo 1 a 3. En el siguiente partido perdió contra Bulgaria 2 a 0, por lo que el director técnico Danny Blind fue despedido, ya que en los primeros cinco juegos sólo sumaba 7 puntos, una cantidad que seguramente no estaba dentro de su presupuesto.

Tras fichar a Dick Advocaat como nuevo DT, para tratar de clasificar al equipo, lograron ganarle al cuadro de Luxemburgo por 5 a 0, después perdieron ante Francia 4 a 0, y ganó a Bulgaria 3 a 1. Obtuvieron una apretada victoria ante Bielorrusia por marcador de 1-3 de visita, sin embargo, este resultado no fue suficiente para recuperar el segundo puesto de la clasificación. En el último partido del grupo le ganaron a Suecia por 2 a 0, marcador que era insuficiente para acceder a la siguiente ronda, pues la cosa era sumamente complicada, tenían que ganar por diferencia de 7 goles para pasar a la repesca, hecho que no sucedió.

Holanda en el 2018

Ya sin nada que perder y consolidando un par de años terribles para el combinado naranja, los holandeses llegaban al 2018 con algunos amistosos en puerta, los cuales suman una marca no muy favorecedora, pues arrancaron con una derrota ante Inglaterra de locales por marcador de 0-1; visitaron a Portugal donde lograron la victoria por 3-0; empataron de visita en Eslovaquia a 1 gol; hace unos días empataron con Italia a 1 gol y tienen todavía dos partidos pendientes para cerrar el año; enfrentarán a Perú el 6 de septiembre y cerrarán contra Bélgica el 16 de octubre.

Holanda sólo ha logrado una victoria en lo que va del año, están metidos en un bache terrible del que no se encuentra una respuesta lógica, pues son un equipo sólido, con grandes estrellas, pero no logran funcionar en conjunto, pues se notan incluso molestos al ver que las cosas no les salen como lo planean y con una mentalidad así, difícilmente mejoraran los resultados. Esperamos ver a una ‘Naranja Mecánica’ renovada para los siguientes meses, que vuelva a la élite del futbol y nos regale de nuevo el espectáculo al que nos tenía acostumbrado.

Reglas del buen viajero Rusia