La naturaleza del odio

Esa famosa y cursi frase de “del odio al amor sólo hay un paso” parece ser científicamente comprobable, de acuerdo con recientes investigaciones de científicos ingleses.

Los investigadores de la Universidad de Londres descubrieron qué sucede en el cerebro cuándo una persona odia a alguien. Curiosamente, las zonas del cerebro humano que se activan ante el odio están relacionadas con las del amor romántico.

El estudio se llevó a cabo con la participación de 17 voluntarios entre hombres y mujeres, quienes señalaron sentir cierto odio a un persona determinada. Los cerebros de estas personas fueron “escaneados” mientras observaban a la persona odiada y a otra neutral.

Las imágenes revelaron lo que los científicos llamaron “el circuito del odio”, una serie de zonas que también se activan ante reacciones agresivas (la corteza y la subcorteza cerebral). Esto provoca ciertas reacciones fisiológicas como la planeación de movimientos. Quizás, explican los científicos, esto es lo que nos hace actuar cuando nos enfrentamos a una persona odiada.

Lo interesante para los científicos fue que de igual forma se activan zonas que entran en acción durante el enamoramiento. Sin embargo, una diferencia entre las dos emociones es que mientras en el amor las zonas de la corteza cerebral relacionadas con el razonamiento se desactivan, en el odio sólo lo hacen algunas áreas, lo que hace que el odio sea una emoción donde se usa el criterio para dañar o herir.

Estamos hablando de:

odio
Comentarios