Estados Unidos evacúa a diplomáticos en China por posible ataque sónico

Luego de ver los graves daños al electorado mexicano que dejó la canción de Movimiento Naranja, en Estados Unidos se toman con seriedad cualquier indicio de ataque sonoro. Así, ante los malestares que han presentado sus ciudadanos en China luego de escuchar un misterioso sonido, el Departamento de Estado decidió evacuar a su servicio diplomático, no vaya a ser un ataque sónico.

De acuerdo con El País, la vocera del Departamento de Estado gabacho, Heather Nauert, anunció que han sido evacuados diplomáticos y sus familias, así como un número no determinado de ciudadanos que trabajan en el consulado de Guangzhou, localizada al sur de China. La acción fue decidida luego de que dos personas empezaron a sufrir malestares neurológicos en los últimos meses, después de haber escuchado ruidos inusuales en sus hogares. Algo que fue rápidamente relacionado con un inminente ataque sónico.

Xi Jingping, presidente de China
Foto: Lintao Zhang/Getty Images

Antes del caso en el que presumiblemente habrían sido afectados un trabajador del Consulado y su esposa, así como sus dos hijos, se tenía conocimiento de un hecho dado a conocer el 24 de mayo. Según apunta el diario español, uno de los diplomáticos gringos fue diagnosticado con “daños cerebrales leves” tras haber percibido “extrañas sensaciones acústicas de presión”.

Algo similar se denunció en Cuba en 2017, cuando supuestamente 21 funcionarios de la embajada estadounidense habrían sido afectados por un “ataque sónico”. Esto motivó el analizar el cierre de la sede diplomática en la isla. Aunque el asunto parecía una broma, el entonces secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró que se trataba de un “asunto muy serio”: las víctimas del ataque presentaron desde pérdida de la audición hasta conmoción cerebral.

 

Otras afectaciones que presentaron los diplomáticos en Cuba fue dificultad de concentración, fuertes dolores de cabeza y persistencia de zumbidos graves. En estos casos, los afectados no supieron señalar con certeza cuál fue el motivo de sus malestares: mientras unos dijeron que fue después de escuchar un disco de Pablo Milanés (nahh), otros aseguraron haber percibido vibraciones o sonidos sólo perceptibles en algunas partes de la embajada. Otros más dijeron no haber escuchado nada.

Regresando al caso de China, las autoridades del país asiático señalaron que, si realmente existe algún problema, esperan que Estados Unidos se los diga directamente… así ellos podrán tomar medidas responsables. Comenzando por investigar la situación. Por su parte, el secretario de Estado del gobierno de Donald Trump, Mike Pompeo, anunció la creación de una unidad especial para atender los “inexplicables incidentes de salud”.