¿Qué película debes ver antes de ‘Hereditary’ de Ari Aster?

¿Qué hay detrás de una cinta? Y no necesariamente nos referimos a la producción y todas las personas responsable de llevar un filme, sino de las primeras influencias, esas películas o novelas, actores y otros directores que los llevaron, como si fuera una obligación, a contar una nueva historia de cierta manera.

Detrás de un Gravity, por ejemplo, está el genio de Stanley Kubrick y su 2001: A Space Odyssey; detrás de Los amores imaginarios de Dolan, está In the Mood for Love de Wong Kar-wai… y así sucesivamente con todos los cineastas. En pocas palabras, detrás de un creador y un gran filme, hay más de dos historias. El caso de Ari Aster, quien debuta como director con Hereditary, no es la excepción.

Éste, su primer largometraje, ha logrado cautivar a todos los que han tenido la oportunidad de verlo desde su premiere en el Sundance de 2018. Algunos dijeron que se convertiría, fácilmente, en la película de horror del año e, incluso, la que sentaría las bases del nuevo horror en el cine. Y no está de más, con algunos avances de la cinta, estamos seguros que el público no sabe realmente a lo que se va a enfrentar…

Hereditary, protagonizada por Toni Collette, Gabriel Byrne, Milly Shapiro y Alex Wolff, se convierten en la imagen de una familia completamente disfuncional que es llevada a la locura después de la muerte de la mamá de Annie Graham. Conforme comienza el duelo, también se da paso a que los miembros de esta familia experimenten en carne propia una pesadilla que parece no tener fin y se relaciona con un pasado siniestro heredado y del cual nunca podrán escapar.

Como mencionamos al principio, detrás de Ari y su terrible Hereditary, hay otra gran película que, de forma sorpresiva, no necesariamente es catalogado como un clásico del terror: se trata de The Cook, The Thief, His Wife and Her Lover de 1989 del director Peter Greenaway. Esta cinta protagonizada por Helen Mirren, Michael Gambon, Richard Bohringer y Alan Howard, cuenta la historia de la esposa de un delincuente que es dueño de un lujoso restaurante donde trabaja un cocinero, quien se convierte en el cómplice de la esposa cuando ésta decide tener un romance con un cliente regular del lugar.

Con mucha teatralidad y escenarios perturbadores cargados de un solo color, la historia no termina de convertirse en algo: ni en un filme de terror o un thriller psicológico con escenas grotescas y metafóricas que rayan en la perfección en cuanto a la estética. Esta cinta, de acuerdo con Ari Aster, se convirtió en la pieza central para crear Hereditary.

Me arrepentí de haberla visto por muchos años. Hay algo demasiado incómodo con esa película y el nivel de falsedad. Lo que te queda al final es el enorme desagrado de Greenway por la raza humana”, haciendo también referencia a la fotografía de Sacha Vierny acompañada de los escenarios y el vestuario diseñado por Jean Paul Gaultier.

En una entrevista con CineFix, Aster asocia la primera escena de The Cook, The Thief, His Wife and Her Lover con la que abre Hereditary. En el filme británico salen unos perros comiendo carne, lo cual es una metáfora de los instintos más básicos de las personas. En Hereditary, Collette interpreta a una miniaturista. En la escena que abre el filme, se ve una casa de muñecas en el centro de una habitación a la que se le hace un acercamiento donde se ve a Steve Graham entrar a la habitación.

Esta escena da a entender que los miembros de la familia Graham son como muñecas manipuladas por algo más grande. “Da la sensación que estamos viendo todo desde una perspectiva más grande y sádica”, comentó el director. “Son personas que no tienen poder de decisión, y al final, son como muñecas en una casa de juguete”.

Hereditary se estrena el viernes 8 de junio. 

Comentarios