Una fiesta para unir, que terminó por dividir al vestidor del TRI

Siete días han pasado y las secuelas de la cruda aún se resienten para la selección nacional, y es que el conjunto de Juan Carlos Osorio no ha logrado sacudirse los efectos provocados por la despedida que se dieron sus jugadores la semana pasada, y según a un reporte publicado por El País este fin de semana, la fiesta que originalmente había sido planeada para unir al equipo, terminó por dividir al seno del Tricolor.

Diversos reportes confirmados tanto por El País, como por ESPN y Fox Sports afirman que la ‘despedida’ de los jugadores surgió como una idea impulsada por las figuras más inminentes de la selección, con el fin de cerrar filas, romper el tedio de la concentración y romper las asperezas que desde hace tiempo circulan entre los diversos grupos que se han gestado al interior del Tricolor. Dichas publicaciones, afirman que el plan original era realizar una cena para el grupo en una casa ubicada en las Lomas de Chapultepec, la cuál fue rentada por los representantes de algunos jugadores, con el fin de evitar que se filtraran fotos o información reunión.

Aprovechando el tiempo libre, los jugadores invitaron a algunas amigas, las cuáles se asegura en todos los reportes, que ninguna de las involucradas eran escorts.

Héctor Herrera se reincorporó a la Selección Mexicana
Getty Images

Otro punto clave de la información publicada este sábado, radica en la sospecha que tienen algunos jugadores de que algún representante o elemento de seguridad de un jugador, contactó a los paparazzis que terminaron por publicar las fotos en TV Notas. Según recoge la nota firmada por Diego Mancera en El País “A uno de los jugadores le avisaron que iban a haber fotos. Para no embarrarse se fue y avisó a algunos, como a Andrés Guardado y Rafa Márquez”.

Algunos jugadores, al tener otros asuntos familiares, decidieron irse temprano de la cena, mientras que otros quisieron aprovechar el tiempo libre para divertirse un rato más, y es aquí, cuando entran los paparazzis que publicaron las fotografías de jugadores como Guillermo Ochoa, los hermanos Dos Santos, Carlos Salcedo, Raúl Jimenez, Tecatito Corona, Marco Fabian, Jesús Gallardo y Héctor Herrera que, terminó siendo aún más evidenciado, cuando tuvo que abandonar la concentración tricolor a media semana para resolver una crisis familiar, provocada por la publicación de dichas fotografías.

Juan Carlos Osorio Seleccion Mexicana de Futbol 

Al final, aunque tanto la Federación Mexicana de Fútbol, como el cuerpo técnico han tratado de minimizar el incidente, afirmando que tenían conocimiento de la fiesta y que la misma se realizó en el tiempo libre de los jugadores, la realidad es que los reportes periodísticos afirman que el grupo lejos de unirse se ha dividido aún más, pues los jugadores que fueron expuestos, esperaban que el resto de sus compañeros, los arroparan públicamente, señalando que TODOS los seleccionados habían ido a dicha cena, y según señala ESPN, se tema que en los próximos días se puedan publicar más fotos de dicha fiesta.

Por el momento, Ruben Rodriguez de Fox Sports afirma que la crisis ha llegado al punto en el que Héctor Herrera contempla bajarse del mundial, pues no sólo se considera traicionado por sus compañeros, sino que la crisis familiar no ha sido del todo resuelta.

 
Lo que es un hecho es que a siete días del debut frente a Alemania, el tricolor atraviesa por una crisis que podría terminar por reflejarse dentro del terreno de juego.