Hoy en las Antipromesas: Estados Unidos, las barras y las estrellas que no brillaron

Las ausencias de Rusia 2018 vaya que son notables. En esta ocasión traemos una más de las Antimpromesas. Estados Unidos, una Selección que se quedó sin Mundial después de 30 años, por una serie de malas decisiones y un poco de mala suerte.

Acá les presentamos un recuento de lo que sucedió con Estados Unidos. En cinco días arranca el Mundial pero ellos deberán verlo cómodamente desde casa.

Antipromesas: Estados Unidos

 

Jurgen Klinsmann.

Él es, sin duda alguna uno de los máximos responsables. Jurgen Klinsmann llegó a Estados Unidos en 2011 en lugar de Bob Bradley. Su debut fue frente a México en Filadelfia y consiguió el empate.

En 2012 igualó el mejor récord para la Selección de Estados Unidos. Cerró el año con ocho victorias, dos empates y dos derrotas. Justo en el año en el que inició la Eliminatoria Mundialista de Brasil 2014.

Para el 2013 se coronó campeón de la Copa Oro. En ese año también consiguieron otro récord, ganando 11 partidos de manera consecutiva.

Getty Images

Al vencer a México en la Eliminatoria, aseguró su participación en Brasil 2014. Con el logro, habiendo entrado como el primero del Hexagonal, Jurgen Klinsmann renovó su contrato con Estados Unidos hasta el Mundial de 2018.

Ya en Brasil, logró avanzar de la fase de grupos. En aquella ocasión perdieron contra Alemania, empataron con Portugal y vencieron a Ghana. Ya en Octavos de Final fueron eliminados por Bélgica, pero llevaron el partido a tiempos extra.

Todo parecía bueno pero la eliminación de Brasil 2014, también fue un cambio radical para los estadounidenses.

Copa Oro y Copa América.

Las cosas no fueron nada bien para Jurgen Klinsmann en ambos torneos. En los dos Estados Unidos fue el anfitrión.

Getty Images

Podemos pensar que el cuarto puesto de la Copa América Centenario significó un gran logro. Pero lo cierto es que Estados Unidos dejó la sensación de que pudo pelear más. Y sumado al fracaso en la Copa Oro (en la que termino en el cuarto puesto), lo de los norteamericanos ya era de preocupar.

Eliminatoria para Rusia 2018.

La gota que derramó el vaso para Jurgen Klinsmann fue la Eliminatoria de Rusia 2018. El 21 de noviembre del 2016 la Federación de Futbol de Estados Unidos anunció el despido del entrenador alemán. En días anteriores habían sido goleados 4-0 por Costa Rica.

En total Klinsmann dirigió 98 partidos, de los cuales ganó 56, empató 16 y perdió otros 26. La debacle de Estados Unidos no pararía ahí.

Bruce Arena.

En una medida desesperada, Estados Unidos anunció a Bruce Arena como su nuevo entrenador. El técnico se encontraba dirigiendo a Los Angeles Galaxy y viviría su segunda etapa con la Selección.

Parecía que las cosas mejoraban. Estados Unidos se coronó campeón de la Copa Oro en 2017 y comenzaba a mostrar un futbol diferente. Quizá menos vistoso pero más efectivo.

Antipromesas: Estados Unidos
Getty Images

En su visita al Estadio Azteca le sacaron el empate a México. Golearon a Panamá en casa para recuperar posiciones. Sin embargo tres resultados fueron clave para que no consiguieran su pase a la Copa del Mundo.

En casa cayeron por dos goles frente a Costa Rica. Después empataron en su visita a Honduras y en el partido decisivo, perdieron frente a Trinidad y Tobago. Los trinitarios ya estaban eliminados desde hace mucho y ocupaban el último lugar del Hexagonal.

Bruce Arena anunció su dimisión como entrenador de Estados Unidos días después de consumar el fracaso.

El gol fantasma de Panamá.

Aquí es donde la suerte le jugó en contra a Estados Unidos. Mientras se encontraban haciendo el ridículo frente a Trinidad y Tobago, en Panamá sucedió algo muy raro.

Los canaleros se estaban clasificando al Mundial por primera vez en su historia. Pero lo raro no era eso, sino que el gol con el que le empataron a Costa Rica no debió de haber contado.

En una jugada muy accidentada, Gabriel Torres se tendió a segundo poste para empujar el balón al fondo de las redes. No obstante el esférico nunca cruzó la línea, por lo que no debió de haber contado. Ese gol fue vital para que Estados Unidos no calificara.

De no haber contado, Estados Unidos habría alcanzado un puesto de repechaje para disputar el boleto frente a Australia.

Así, Estados Unidos se convirtió en una de nuestras Antipromesas. La era post Landon Donovan no ha sido tan exitosa como esperaban.

Reglas del buen viajero Rusia