“Mi vida no es tu porno”: Cerca de 30 mil mujeres de Corea del Sur protestan por cámaras espía

De acuerdo con RT, cerca 30 mil mujeres marcharon en Corea del Sur para protestar en contra de la escasa respuesta de las autoridades para castigar a los hombres que acosan a las mujeres a través de cámaras espía en baños, trenes, autobuses y demás sitios públicos.

Al grito de “¡Aquellos hombres que espían! ¡Aquellos que lo suben! ¡Aquellos que lo ven! ¡Todos deben ser arrestados y enfrentar severas consecuencias“, y con pancartas en las que se leía “Mi vida no es tu porno“, la marcha más grande en la historia por los derechos de las mujeres en el país recorrió las calles de Seúl.

La protesta fue motivada por la creciente popularidad del género pornográfico conocido como “molka”, en el que la privacidad de las mujeres es violada al grabárseles de forma íntima sin autorización, y por el cuál la policía no ha actuado como se esperaría.
Otro caso que motivó la marcha fue el de una mujer arrestada por grabar a un modelo masculino que posaba desnudo para una clase de arte; la mujer fue exhibida en los medios, aunque con el rostro cubierto, lo que muchas vieron como el último caso en cuestión de sexismo.

Es la segunda marcha que se realiza en su tipo, pues el pasado 19 de mayo se organizó otra con las mismas demandas. Respecto al caso de la mujer que grabó al modelo, una de las asistentes comentó de forma anónima:

“Ningún caso recibió tanta atención mediática como el del incidente de Hongik University. Aunque las mujeres son víctimas de acoso por cámaras escondidas en lugares públicos, es difícil ver en las noticias a los hombres que filman y filtran esas imágenes siendo castigados por ello“.

La policía ha negado las acusaciones de sexismo, argumentando que la mujer del caso fue detenida sólo para verificar la evidencia que apuntaba a ella. De acuerdo con las autoridades, en 2017 96 por ciento de las personas arrestadas colocando cámaras ocultas fueron hombres, o sea 5, 537. De este número, sólo 119 recibieron un castigo.

Foto: Hawon Jung/
@allyjung