Ahora sí, ni una más: Uber podría saber si estás ebrio cuando solicitas el servicio

Si bien Uber ha ido perdiendo su credibilidad ante miles de usuarios por los diversos escándalos en los que se ha visto envuelto, la realidad es que la compañía se ha querido poner las pilas para continuar innovando y ofreciendo más y mejores servicios. Por ello, la empresa de transporte privado está en busca de una patente de inteligencia artificial para identificar a clientes en estado de ebriedad. 

Yep. Al parecer, Uber podría saber si te pasaste de copas o no gracias al uso de la tecnología. De acuerdo a una solicitud de patente, la compañía pretende crear un sistema de inteligencia artificial para conocer las condiciones de los usuarios. Este sistema aprendería el manejo de la aplicación y así, podría identificar un comportamiento anormal.

Uber podría saber si estás ebrio cuando pides el servicio

Basado en un algoritmo, el sistema podría identificar a una persona ebria a través de diferentes factores como errores tipográficos, la precisión en que alguien da clic a enlaces, la velocidad en que camina, el tiempo que le toma hacer una solicitud de viaje, así como la hora y día en que lo pide. 

Si estás de fiesta en sábado por la noche, se te fueron las copas y estás comenzando a ver doble, es posible que Uber sepa que no estás en las mejores condiciones si no eres capaz de pedirte ni el Uber. Esto no quiere decir que se te negará el servicio, sino que, según la solicitud de patente, los conductores serán notificados sobre el estado de los pasajeros y si alguno de ellos muestra un comportamiento inusual, se podrá enviar a un conductor con experiencia y capacitación para ofrecerle un mejor servicio. 

Uber podría saber si estás ebrio

Esta medida, según parece, está siendo tomada para priorizar la seguridad tanto de los pasajeros como de los conductores. De acuerdo a una investigación llevada a cabo por CNN, en Estados Unidos se encontraron al menos 103 conductores de Uber que fueron acusados de agresiones y abusos sexuales en los últimos cuatro años, en la mayoría de estos casos se encontró que los pasajeros habían tomado o se encontraban en estado de ebriedad antes de subirse al vehículo.