Trump y Kim Jong-un reafirman desnuclearización… pero seguirán sanciones contra Corea del Norte

Luego de posar para la histórica foto y varias horas de reunión, Kim Jong-un y Donald Trump, firmaron un documento en el que, además de reafirmar la desnuclearización de Corea del Norte, establecieron que vendrá una nueva era en las relaciones Estados Unidos-Corea del Norte.

Cumbre Singapur, Trump-Kim Jong-un
Foto: @SecPompeo

Aunque muchos pensaron que a la mera hora alguno de los dos se iba a echar a correr o a poner algún pretexto para que no se realizara, pues no: sin Twitter de por medio, en la tierra modelos para El Bronco (Singapur), sí hubo encuentro Donald Trump-Kim Jong-un y, así, el mundo pudo ver juntos a dos de los cortes de pelo más horrendos de la historia… ahh, claro, y presenciar cómo los hombres que hace unos meses parecían que nos llevaban a una guerra nuclear, hacían las paces y reafirmaban su disposición para mejorar su relación.

Kim Jong-un y Donald Trump, cumbre de Singapur
Foto:Kevin Lim/The Strait Times / Getty Images

Bueno, ya en serio, luego de un encuentro uno a uno y de una reunión prolongada en la que estuvieron presentes los equipos de cada presidente, Trump y Kim firmaron una declaratoria conjunta en la que Corea del Norte se compromete a la completa desnuclearización de su península, mientras que Estados Unidos refrenda su posición de ofrecer garantías de seguridad al régimen norcoreano.

Esos serían los principales compromisos alcanzados ayer, tras la histórica reunión que puso fin a más de 70 años distanciamiento en las relaciones Estados Unidos-Corea del Norte. Además, de acuerdo con el documento firmado (al cual The Wall Street Journal tuvo acceso), ambos mandatarios quedaron en poner de su parte para el establecimiento de nuevas relaciones entre ambas naciones y la construcción de un régimen de paz duradero y sólido en la península de Corea.

Reunión Trump-Kim Jong-un
Foto: @ActualidadRT

La disposición a desnuclearizar la península de Corea no es nueva. Simplemente es la reafirmación de lo convenido por Kim Jong-un en la Declaración de Panmunjom, firmada el pasado 27 de abril. En dicho acuerdo, Kim se comprometió a que Corea del Norte trabajaría para lograr el completo desarme nuclear de la península norcoreana.

Lo que sí es nuevo en el convenio firmado por Kim Jong-un y Donald Trump es que las naciones que ambos lideran se comprometen a colaborar para la recuperación de los restos de prisioneros de guerra y desaparecidos en combate durante la guerra de Corea (1950-1953). Aunque más adelante se prevén más reuniones (supuestamente), a partir de ahora las negociaciones de seguimiento serán dirigidas por el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo… y un funcionario de alto calibre, en el que todavía no ha pensado Kim Jong-un.

Donald Trump y Kim Jong-un, cumbre de Singapur
Foto: AGENCE FRANCE-PRESSE/GETTY IMAGES

Y bueno, tras la firma y más fotos, Kim se fue descansar… pero no así Donald Trump, quien gozando la atención mundial, todavía se reventó una conferencia de prensa en solitario, en la que básicamente habló sobre todo lo anterior. Claro, echándole más cremas de las necesarias y luciéndose con la banda: “Sé cuando alguien no quiere negociar… yo lo siento, es mi instinto, mi talento. Yo creo que él quiere negociar. Lo sabremos muy pronto porque las negociaciones iniciaron”, señaló.

Eso sí, muchas risitas, fotos y apretones de manos, pero por el momento no se eliminarán las sanciones contra Corea del Norte… quizás después, “cuando estemos seguros que las bombas nucleares no son una amenaza”, lo cual no será pronto: “toma un largo tiempo, científicamente hablando”, advirtió Donald Trump.

Con el inicio de las negociaciones de paz, Trump comentó que se espera que cerca de 32 mil soldados que se encuentran en territorio asiático “vuelvan a casa”, además de reducir costosos gastos que representa estar siempre alerta ante la inminencia de una guerra.

Conferencia Trump, cumbre de Singapur
Foto: @SecPompeo

Sin tener ya de frente a Kim Jong-un, Donald Trump “agradeció” que finalmente se diera la cumbre… de no haberse realizado, confesó, ya tenía 300 sanciones “poderosas” contra Corea del Norte. Pero no quiso aplicarlas, porque consideró que sería “irrespetuoso” hacerlo.

En fin, como puede verse, pese a que ya se les vio juntos a los dos líderes, no muchas cosas han cambiado. Trump concluyó diciendo que irá a Corea del Norte “en el momento apropiado” y también prevé que Kim Jong-un visite la Casa Blanca.

Comentarios