¡Le empacaron sabroso! Este fue el menú de la reunión Trump-Kim Jong-un

Aunque desde hace rato sabemos la dieta que sigue Donald Trump para tener esa figura tan turgente, a nuestra redacción ha llegado una cantidad asombrosa de cartas preguntando: “¿Oyes Sopitas, no sabes qué come ese güey en los eventos fifi?” Bueno, pues además de salvarnos (aparentemente) de una tercera guerra mundial, la reunión de ayer entre Trump y Kim Jong-un nos dio la preciada información…

Para quienes esta tarde no saben qué pedir en la fonda, la Casa Blanca proporcionó el elegante menú que tuvieron a bien empacarse los líderes de Estados Unidos Y Corea del Norte, luego de su exitosa reunión. Así, algo “light”.. porque nomás era almuerzo: tres tiempos en los que Trump y Kim Jong-un movieron la papada al ritmo de las masticadas que le dieron a langostinos, pulpo, costillitas y platillos típicos de Corea (bueno, nomás era uno).

Tras firmar el acuerdo que reafirmó la desnuclearización de la península de Corea, Trump y Kim Jong-un se sentaron a la mesa y pudieron elegir de entrada entre un coctelito de langostinos con ensalada de aguacate, un kerabu con mango verde y salsa de lima o, para guardar la línea (curva) un “oiseon” (pepino relleno, pa’ la banda).

Menú del almuerzo Trump-Kim Jong-un
Imagen: @graceleenews ·

Ya después vino lo bueno. Como plato principal se pudo escoger entre Daegu Jorim (un platillo coreano de bacalao con salsa de soya), cerdo agridulce con arroz frito y costillas de res con papas y brócoli al vapor. Suponemos que Kim Jon-un y Trump pidieron su coquita light y, así, se dieron el lujo de entrarle a los tres platos principales.

Por último, ya para bajarse todo lo empacado, pudieron degustar de postre tarta de chocolate amargo, helado de vainilla (Häagen-Dazs, porque de La Michoacana no hay en Singapur) y Tropezienne (tarta brioche rellena de crema). Y listo. Más que bien servidos, ¿no?

Comentarios